Ylenia grabó la encerrona de Álex y Naím a Carlos Lozano por hablar mal de ellos en ‘Sálvame Deluxe’

Lo de Operación Triunfo sigue dando de qué hablar, después de que la cobra” de Bisbal a Chenoa se convirtiera en el pasatiempo nacional, o que Alejandro Abad la liara parda al asegurar que el éxito del programa se debió a él —y le pusiera este apodo a Juan Camus por su relación con un profesor de la Academia.

carlos-lozano-concursantes-subio-cabeza_mdsvid20161105_0003_17

El mismo viernes en el que Alejandro Abad se despachaba, Carlos Lozano aparecía también para recordar su etapa como presentador de las primeras ediciones, hablando largo y tendido sobre los concursantes. Pero parece que las palabras del ex presentador no sentaron bien a todo el mundo…

Este domingo, cuando Lozano se dirigía a El Debate de GH, se topó por los pasillos con Naím Thomas y Álex Casademunt… y se vivió un reencuentro que según los presentes fue bastante tenso. Casualmente, la escena fue presenciada por Ylenia que, ni corta ni perezosa, la subió a las Stories de su Instagram:

El contenido fue borrado rápidamente y ya no se puede ver, pero Ylenia comentaba que “¡están discutiendo!. Los implicados afirman que solo hubo risas y abrazos, pero al presentador de Granjero busca esposa se le escuchaba decir que él “solo dio su opinión” y justificaciones por el estilo.

Recordemos que, entre otras cosas, Lozano había dicho que la relación entre ellos no era tan buena, y que a algunos se les subió la fama a la cabeza. También lanza esta pulla a muchos de los “triunfitos” que no sentó nada bien en las redes sociales:

“Agradecidos tendrían que estar todos a un programa como Operación Triunfo para empezar. Pero agradecidos por la oportunidad que le han dado a todos. Ha sido muy grande, porque si no más de la mitad no estarían ni cantando.”

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, que se han filtrado las cantidades que cobraron Bisbal y el resto de “triunfitos” por el concierto del reencuentro de Operación Triunfo, y todo el mundo ha perdido la cabeza