¿Van a anular la victoria de Ucrania en el festival de Eurovisión por culpa de este vídeo?

Continúa la polémica con la canción ganadora, y esta vez no es por razones políticas. La ucraniana Jamala se proclamó vencedora de Eurovisión 2016 en la gala celebrada en Estocolmo y llena de sorpresas hasta el final, especialmente por los cambios en el sistema de difusión del voto. Rusia, que partía como la gran favorita, terminó en un digno tercer puesto que sin embargo les ha sabido a poco.

eurov-752x501

De hecho, Rusia continúa sin aceptar el resultado del festival ya que la canción de Jamala trata directamente sobre la deportación de los tártaros de Crimea durante el estalinismo. Esto iría en contra de las normas del festival, que excluyen la participación de canciones con intencionalidad política.

Pero además del anuncio de boicot por parte de Rusia a Ucrania… hoy ha saltado la chispa que faltaba por conocerse. En un vídeo compartido en YouTube en mayo de 2015 se ve a Jamala interpretando la canción con la que ha ganado el certamen. Esto implicaría su descalificación automática, ya que de demostrarse que Jamala ya había presentado el tema públicamente se estaría incumpliendo una de las normas básicas del reglamento de Eurovisión, que asegura que ninguna de las canciones participantes puede haber sido representada públicamente antes del 1 de septiembre de 2015.

El vídeo original donde se podía comprobar que había sido compartido en mayo de 2015 ha sido suprimido rápidamente, pero ha habido tiempo para hacer copias del mismo. Por supuesto, los detractores de Ucrania, encabezados por Rusia, han puesto el grito en el cielo y exigen la expulsión inmediata de Jamala.

Esta es una de las copias:

De todas formas hay quien no se cree la campaña orquestada por Rusia y aseguran que el vídeo estaría trucado, que el audio podría haber sido modificado o que no está claro que sea verdaderamente Jamala quien canta la canción en las imágenes. Lo que sí es innegable es que el vídeo inicial tenía la fecha de subida a YouTube en mayo de 2015, algo hasta donde sabemos difícilmente “hackeable“.

Sea como sea, los responsables del festival ya se han pronunciado al respecto en un comunicado en el que defienden la candidatura de la ganadora. Este es el comunicado íntegro:

Las reglas del Festival de Eurovisión (1.2.1a) establecen que todas las candidaturas no deben haber sido comercializadas antes del 1 de septiembre. Con esta norma se es posible dar la bienvenida a nuevos participantes y nuevas composiciones año tras año, pudiendo todas las canciones competir bajo las mismas condiciones.

El propósito de esta regla es prevenir que una gran distribución de cualquier canción pueda tener una clara ventaja en el concurso. En el pasado, las canciones que habían sido publicitadas antes de la fecha límite, pero que no habían sido accesibles por una amplia audiencias, han tenido plena autorización para participar en el Festival de Eurovisión.

En el caso de la canción “1944” de Jamala, la Organización del Festival ha recibido diferentes informaciones sobre una actuación en público sobre una maqueta de la canción en mayo del 2015. El vídeo del pequeño concierto ha sido visto solo por poco más de 100 personas antes de que fuera descubierto recientemente. La organización de Eurovisión concluye que el vídeo publicado no le ha dado ningún tipo de ventaja sobre sus rivales en el Festival de Eurovisión 2016 y por lo tanto, la canción fue apta para competir.

¿Qué os parece a vosotros la polémica? Contádnoslo en los comentarios.