Va a Burger King con su amante, se queja del servicio en Instagram… y la pillada de su novia es épica

Graciosos, simpáticos, ágiles de reflejos, que sepan conectar con su público… Estos son algunos de los requisitos fundamentales de un buen community manager, cada día más importantes para las marcas, aunque generalmente se habla más de ellos cuando meten la pata que cuando aciertan.

Pero hay veces que los perfiles de las marcas generan contenidos de calidad de manera “orgánica“, es decir, sin que el community manager de turno meta la mano. Y esta es una de esas situaciones…

Eso sí, hay quien dice que todo es un montaje, un fake como un castillo, pero nosotros queremos creer… la historia la protagoniza un joven que, a pesar de los veinte minutos de espera que soportó su pareja en la cola del Burger King, dio las gracias a la cadena de comida rápida por los deliciosos Whoppers que se metieron entre pecho y espalda.

¿El problema? Pues que resulta que la chica que acompañaba al joven no era su novia

¿Publicidad encubierta o historia real? ¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, que el community manager de Netflix se ha coronado después de sacarse este justificante de la manga.