Úrsula Coberó “hace un Clara Lago” en ‘El Hormiguero’ con este comentario sobre los cubanos

Las actrices Amaia Salamanca y Úrsula Corberó se encontraban visitando El Hormiguero minutos antes del estreno de su nueva serie de Antena 3, La Embajada. Las dos actrices explicaron cómo se sentían en un momento así, antes del estreno de una nueva serie, pendientes de la audiencia, la respuesta del público, los mensajes de los seguidores…

Cg9EL4jWIAEM37S

Pablo Motos le hizo su clásica pregunta picante a Úrsula: qué haría ella si en la vida real le pasara lo mismo que a su personaje de la serie, es decir, “que tu madre se enrollase con tu novio“. “Yo me iría, desaparecería del mapa“, contestaba sin dudarlo la actriz.

Dado que había estado allí de vacaciones hace solo unas semanas, Motos le dijo que “te podrías ir a Cuba, a lo que Corberó contestaba algo que dejó helado al público del programa:

Ojo con Cuba, porque sería muy buena terapia porque hay mucha gente o todo lo contrario, porque los cubanos son un poco pesados.

Tras la frase el público de plató se quedó en silencio, y Salamanca tuvo que salir en su ayuda: “Gracias comunidad cubana por vernos.

Posteriormente lo intentó arreglar diciendo que “nosotros no estamos acostumbrados [a la cultura cubana] hay que dejarse fluir“.

La metedura de pata recordó a otro exceso de sinceridad reciente: el de Clara Lago cuando mencionó, también en el plató de El Hormiguero, que le agobiaba mucho el acoso de los fans por la calle.

No ha sido el único desliz de Úrsula en los últimos días, ya que también fue muy comentado su paso por el plató de Zapeando. Al comentar con los “zapeadores” la trama de la serie, sin darse cuenta de que estaba en horario infantil, dijo que “¿tú que harías si tu madre se follara a tu novio?“.

Tras unos segundos en silencio, Quique Peinado salió al rescate ironizando: “¡ha dicho novio y suegra!, mientras que Morgade rebajó la tensión diciendo que “no pasa nada, ha venido de Cuba con el jet lag y allí es late night“.

¿Qué será lo próximo, Úrsula? Temblamos de pensarlo