Urdangarin abandona la cárcel

Iñaki Urdangarin, en la cárcel por el caso Nóos, cumplirá el resto de su condena en un Centro de Inserción Social, podrá ir a casa un fin de semana al mes y trabajará de lunes a viernes como voluntario en el Hogar Don Orione, siempre y cuando se someta al programa de reinserción para condenados por delitos económicos.

Así lo ha acordado la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias después de estudiar la propuesta de la Junta de Tratamiento de la cárcel de Brieva (Ávila), donde está recluido desde junio de 2018, para que accediera al tercer grado penitenciario o régimen abierto.

Sin embargo, según han indicado a Efe fuentes penitenciarias, la Secretaría General ha decidido mantener al preso en segundo grado (la clasificación ordinaria), pero aplicándole el artículo 100.2 del reglamento penitenciario. Un precepto que permite al recluso salir a trabajar o a hacer voluntariado, pero deberá regresar al centro para pernoctar.

Las fuentes han precisado que Urdangarin, condenado a 5 años y 10 meses de cárcel por corrupción en el caso Nóos, será trasladado al Centro de Inserción Social (CIS) de Alcalá de Henares (Madrid), donde pernoctará cada día.