Una pediatra destroza a Miguel Bosé ante la última ocurrencia del músico

La pediatra Lucía Galán Bertrand, conocida en las redes sociales como “Lucía mi pediatra”por sus más de 340.000 seguidores, siempre se ha caracterizado por ser muy crítica contra los antivacinas.

Ella cree que, aunque nuestro calendario de vacunas sea magnífico, es una tema controvertido. Por ejemplo, a pesar de contar con un calendario vacunal de los más completos de Europa, siguen existiendo diferencias entre comunidades autónomas, y “esto es algo que es injusto”, como contó la doctora en una reciente entrevista.

Siempre está preparada para desmontar algunos de los mitos acerca de las vacunas, como el de que producen autismo, “algo que es completamente falso”, explicó Galán, y “a pesar de todos los años que han pasado seguimos arrastrando esa gran mentira”.

En 2020, la ciencia esta detrás de la que vacuna que más ansiamos y que podría derrotar al coronavirus. Pero los movimientos antivacunas están cada vez más presentes. “No hay mayor egoísmo que aprovecharse del buen hacer de los demás”, comentó la pediatra al respecto. Asimismo, expresó que las familias tienen que “confiar en los profesionales sanitarios y en la ciencia”.

¿Qué opina, entonces, de casos como el de Miguel Bosé? Pues a él se ha referido recientemente con un texto demoledor que se ha convertido en viral en las redes sociales:

Además, la publicación viene acompañada de este texto (editado para mayor claridad):

“Bueno, pues nada, que el Sr. Miguel Bosé ha decidido hablar esta vez de vacunas. ¿Cómo no? Blanco fácil en los tiempos que corren.

Y veréis, muchos os preguntáis, ¿para qué pierdes el tiempo contestando a este hombre que no tiene visos de cambiar de opinión?

Pues no lo hago por él. Sé que él no va a cambiar su discurso, al menos, no lo creo.

Lo hago por los millones de seguidores que tiene y que están leyendo todos sus desafortunados e inciertos comentarios con la pequeña esperanza de que alguno lea las anotaciones que hemos dejado distintos profesionales sanitarios y les hagan reflexionar.

He leído detenidamente algunas de las respuestas y eso sí me hace temblar: “tienes toda la razón, Miguel, sigue adelante te escuchamos”, “estoy contigo”, “me has hecho reflexionar”, “pienso cómo tú gracias por decirlo”… y no sabéis la pena que eso me produce.

Porque detrás de esas personas hay niños que quizá se queden sin sus vacunas y sufran las consecuencias de unos padres y madres mal informados como ya hemos tenido casos.

¿Recordáis el desgraciando caso del niño de Olot? Yo sí. Creo que todos lloramos esa muerte. Llevábamos 32 años sin difteria en España hasta que tuvimos un caso en un niño de seis años del pueblo de Olot, Cataluña, no vacunado que lamentablemente falleció. Días después sus padres confesaban que se sentían engañados por las personas que les habían informado. En aquellas semanas subieron las vacunaciones en una comunidad de personas conocida en esa zona por su negativa a vacunar a sus hijos.

Ay… y es que se nos olvida de qué se morían antes los niños y adultos, se pierde el miedo a la enfermedad, al sufrimiento, a la angustia de perder a un hijo por “enfermedades del pasado”. Pero os diré algo, pocas son las enfermedades del pasado que probablemente nunca más veremos, la viruela, por ejemplo, erradicada gracias a la vacunación universal, por cierto.

Esta pandemia nos ha enseñado una vez más que no hay un primer mundo ni un tercer mundo, que todos pertenecemos al mismo mundo. Todos.

Y ahora se llenará mi muro de ataques e insultos varios, como siempre que abordamos este tema. Siempre igual, siempre igual… #VaccinesWork”

Y tú, ¿qué opinas?