Una médica de atención primaria deja mudo al plató de ‘LaSexta Noche’ con su resumen de la situación en Madrid

Ciudades como Nueva York y París están buscando ya la aplicación de nuevas restricciones y confinamientos ante la expansión imparable del virus. Mientras, en España, 55 sociedades sanitarias y científicas han alzado su voz una vez más en contra de los enfrentamientos políticos.

Con un contundente mensaje: “ustedes mandan, pero no saben”. De esta manera vuelven a difundir una carta abierta en la que reclaman a los dirigentes que dejen “de una vez” los enfrentamientos, y pacten un protocolo que establezca criterios comunes para todo el país contra el coronavirus de base exclusivamente científica, “sin la menor interferencia ni presión política”.

El llamamiento se reitera cuando el choque por las medidas para frenar la pandemia en Madrid ha llegado a los tribunales, y la confusión crece entre los ciudadanos. Mientras, en paralelo, otros brotes y otras restricciones se extienden por otros puntos de España.

Mar Noguerol denunció que los sanitarios están “absolutamente colapsados”.

“Estamos absolutamente colapsados”. Fueron las tres palabras con las que Mar Noguerol, médica de Atención Primaria en el Centro de Salud Cuzco de Fuenlabrada, resumió la actual situación de la Sanidad en la Comunidad de Madrid. Palabras pronunciadas durante su intervención en el programa LaSexta Noche, presentado por Iñaki López.

La segunda ola de coronavirus está afectando gravemente a la Atención Primaria, tal y como contó Noguerol, que dejó mudo al plató con su alocución:

“Las medidas tomadas en Atención Primaria han sido totalmente insuficientes. Se salió de la primera fase diciendo que se habían reforzados 600 efectivos de Atención Primaria y era falso. Hemos tenido todo el verano para dotar de esos efectivos necesarios y no se ha hecho. Partiendo, además, de un déficit estructural que llevamos denunciando desde hace tiempo, de falta de tiempo para atender con unas condiciones de calidad y seguridad a los pacientes. Llevamos planteando desde hace tiempo que hacen falta en Madrid al menos 800 profesionales médicos. Todo ese tiempo se ha perdido en reforzar a la Atención Primaria.

Sin embargo, se nos invisibilizó durante toda la primera oleada. Parecía que los centros estaban cerrados, que no se hacía nada. Cuando pasamos de ser la Cenicienta a la princesa, hemos sido una princesa corriendo a todo trapo detrás de la carroza volviéndonos a convertir en harapos. Estamos absolutamente colapsados”.

Noguerol recordó posteriormente que las medidas que se están implementando son gracias “a la presión de los profesionales sanitarios”. Estos han exigido “el estudio de contactos fuera de los centros de salud y que se garantice el número de rastreadores”.

Sobre el asunto de los rastreadores, la sanitaria explicó que en la Comunidad de Madrid es “absolutamente paradigmático de lo que ha sido la actitud en esta segunda oleada”.

Preguntada por Iñaki López si los sanitarios de Atención Primaria siguen trabajando de rastreadores, Noguerol fue contundente: “Por supuesto”.

“Si es que no hay contacto con Salud Pública. Es que estamos detectando paralelismos en llamar a los pacientes pero sin seguridad plena de que se va a rastrear a todos, entonces nosotros ni nos lo planteamos”.

Finalmente, la médica aludió a la orden de la Comunidad de no hacer test a contactos estrechos en los centros escolares.

“Los deberes que había que haber hecho este verano: reforzar la Salud Pública y la Atención Primaria; no se han hecho”, afirmó. Además, dijo que el esfuerzo de los profesionales está permitiendo reducir en algunos casos las colas en Atención Primaria.

Así finalizó su relato sobre cómo está la Sanidad en Madrid:

“Entramos en el otoño y en el invierno colapsados cuando cualquier síntoma de los procesos habituales de esta época puede ser sugerente de Covid y cuando se nos viene la vacunación de la gripe, que estamos presionando que se haga fuera de los centros de salud y no exponer a esa población vulnerable que viene a vacunarse a contagios”.

Y a ti, ¿qué te parece?