Una madre comparte su barriga de cuatrillizos y los bebés tras el parto demostrando que la naturaleza es increíble.

Cuenta Lindsay que no se podría creer después de sufrir múltiples abortos que quedaría embarazada de cuatrillizos. Los médicos le recomendaron que no siguiera adelante con los cuatro embriones teniendo en cuenta que mide 1,75 y pesaba unos 45 kilos en ese momento, le aseguraron que su cuerpo no aguantaría.

Pero Lindsay se sobrepuso y dio a luz a Caiden Michael, Madison Grace, Lucas Willam y Grayson James. Nacieron con 30 semanas de gestación y tuvieron que pasar 45 días en las UCIN porque necesitaron ayuda para respirar. Pero su madre recuerda aquellos días como “sin incidentes”.

Tras el parto compartía una imagen del antes y después junto unas emotivas palabras: ¡DÍA DE ENTRADA Y SALIDA! ¡Llevé dentro a estos dulces bebés durante 30 semanas y 4 días y aquí están 30 semanas y 4 días fuera! ¡Manos llenas, corazón lleno es un eufemismo! Han superado todas las expectativas y sueños que había imaginado durante mi embarazo y aunque el tiempo pasa rápidamente, sé que lo mejor está por venir. Detrás de estos bebés me han quedado nuevas marcas, michelines y pellejo que no se pueden ver, pero también me han traído fuerza renovada que antes tampoco tenía. Hemos sido tan bendecidos y nunca me permitiré dar por sentada esta vida”.