Una historia tan rocambolesca y con tanto incesto que nos hemos perdido al segundo cruce…

Sobrevivir a los conflictos familiares durante, por ejemplo, las fiestas de Navidad, tiene mérito. Al cabo de los años aprendemos a manejarnos con padres, abuelos, suegros, por supuesto con cuñados… pero, ¿qué ocurre cuando tu hermano es tu nieto? ¿Cuando tu mujer es suegra de tu suegro? Si suena lioso es porque lo es.

Esta actualización de estado se ha viralizado porque, además de una historia la mar de divertida, es un galimatías que os mantendrá entretenidos un buen rato. O quizás solamente os confundirá y os hará pensar que lo de los Lannister, después de todo, no era tan complicado

Juzgad vosotros mismos:

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Más líos: os dejamos con el acertijo de los candados, un nuevo reto que está dividiendo familias en Internet.