in , , , , ,

Una comensal de ‘First Dates’ flirtea descaradamente con Lidia Torrent y Yulia, y su cita le pone en su sitio

En First Dates últimamente no dejan de superarse: en las últimas semanas hemos sido testigos de cómo un pretendiente se quedó en shock y casi sin habla al ver el físico de su cita… o de la mujer que se escondió en el baño de First Dates para llorar durante su cita, hasta que Lidia la puso en su sitio.

Parece que el programa mantiene intacta su capacidad de sorprender… lo normal cuando se trata de un programa con esa audiencia y con ese seguimiento en las redes sociales. Lo mejor de todo es que gracias al programa, estamos aprendiendo un montón sobre cómo ligar en este mundo moderno.

Pero lo que mucha gente se pregunta cuando ve el programa —especialmente cuando somos testigos de citas en las que se intenta arrejuntar a una pepera con un podemita—, es qué criterio siguen para emparejar a sus participantes.

Algo así debió pensar Olga, una chica granadina de 22 años, cuando se encontró con que su cita de First Dates quiso convertir la cena en un “menage a trois”. Su pretendienta era Rosa, una jienense de 28 años que no dudó en proponer una tercera silla que les acompañase durante la cena.

Aunque al principio todo apuntaba a que las dos chicas tenían puntos en común, y la cita iría bien: Rosa es encargada de un gimnasio, y Olga afirmó que le gustan las mujeres “que se cuidan y que tonifican su cuerpo, que trabajan en ese ámbito deportivo porque me parece que es muy divertido”. Perfecto, ¿no?

Pero algo ocurrió cuando Lidia Torrent acompañó a las dos chicas a la mesa: Rosa no lo dudó y le dijo a la camarera que se sentara con ellas. Y ante la negativa de Torrent, se volvió insistente.

“¿Estás segura?”

Finalmente, la camarera se retiró deseándoles “mucha suerte, guapas”.

El momento no pareció hacerle gracia a Olga, que lo mencionó posteriormente a cámara:

“Nada más sentarnos ya le estaba tirando a la camarera y eso es un detalle muy feo y de falta de respeto a tu cita.”

Pero es que la cosa no quedó ahí: Rosa siguió con el tema una vez se quedaron las dos solas en la mesa. “Es más guapa…”, le dijo mirando a Olga, que estuvo de acuerdo pero no mostró mucho interés en seguir hablando de la camarera.

“Sí, la verdad es que es guapa”, dijo la granadina. Rosa pareció olvidarse de que había ido a tener una cita con otra persona y siguió impresionada con la camarera:

“A mí Lidia me encanta. Es guapetona.”

Ojo, que también dedicó algún que otro flirteo descarado a otra de las camareras, la también mítica Yulia.

El ajuste de cuentas llegó en la decisión final, cuando Olga le dijo a su cita exactamente lo que pensaba… y, por supuesto, rechazó la posibilidad de tener una segunda oportunidad.

Así se lo tomaron en las redes:

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

La inesperada declaración de Cepeda y Aitana sobre Vicente, el novio de ella

Intenta dejar mal a la RAE, y se lleva un aplaudido ZASCA