Una alpinista muere en brazos de su marido tras coronar el Everest

Una escaladora de 34 años murió después de coronar el Everest, la montaña más alta del planeta con 8.848 metros. Maria Strydom, casada y profesora no numeraria de la Universidad Monash, perdió la vida por el mal de altura, según indicó su madre, Maritha, en su cuenta en un red social. Aquí la podéis ver tras una de sus ascensiones pasadas.

14639139708127

Descendía de coronar la montaña, y murió en brazos de su marido, Rob Gropel, quien se encargó de que la llevasen al campamento para que desde allí la trasladaran en helicóptero a Katmandú.

thumb

El mal agudo de altura, producido por una reducción de la presión atmosférica y bajos niveles de oxígeno, causa mareos, fatiga, sensación de vértigo, dolor de cabeza, inapetencia, náuseas, pulso rápido, dificultad respiratoria y dificultad para dormir, y en algunos casos puede ser mortal.

Una jornada trágica para el alpinismo, ya que ese mismo día perdió la vida Eric Arnold, también tras coronar el Everest y como consecuencia del mal de altura.


Descansen en paz.

Por cierto, ¿sabíais que hay más de 200 cadáveres en el Everest, y se utilizan como puntos de referencia?