Un maquinista de Renfe “deja tirados” a los pasajeros a mitad de trayecto, pero en las redes sociales aplauden su acción

Ha sido una de las noticias más sonadas del día: un maquinista de Renfe detuvo ayer martes el Alvia que conducía en Osorno, Palencia, y se bajó del convoy, según muchos medios “dejando tirados” a los viajeros.

n-ALVIA-large570

El motivo que dio el maquinista en aquel momento es que habían dado las 21:00 horas y había cumplido sus horas de conducción. Resultó que Renfe no contaba con relevo para este maquinista, que se encontraba realizando el trayecto entre Santander y Madrid, así que no quedó otra que trasladar a los pasajeros en autobús hasta su destino, con el consecuente enfado de los mismos.

El maquinista había avisado repetidamente de la necesidad de que ser relevado, pero por lo visto la empresa no había puesto a nadie para sustituirle. El comité de empresa de Renfe en Cantabria ha declarado que la empresa no dio contestación, así que el trabajador “cumplió su jornada y solicitó el relevo” en Osorno.

Los medios han dado la noticia con unos titulares que buscaban “encabronar” a la gente con el maquinista… pero se les fue un poco de las manos:

Desde Renfe se pidió “disculpas” a los pasajeros y se les ofreció la posibilidad de recuperar el importe total del billete. Sin embargo, y aunque la empresa ha anunciado la apertura de un “parte de incidencias“, según el Sindicato de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios lo sucedido se debe a una cuestión de “normativa“: por ley no pueden rebasar las cinco horas y media de conducción continuada. Lo contrario, habría supuesto “infringir la ley“.

Sea como sea, la acción de este trabajador ha suscitado todo tipo de reacciones en las redes sociales, con puntos de vista interesantes para todos los gustos:

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, hablando de trenes: a este viajero hambriento le llevaron una pizza a un tren en marcha, y tuiteó el proceso para que podáis hacerlo vosotros también.