Un joven de 22 años muere decapitado por las hélices de un helicóptero cuando iba a hacerse un selfie

Descuido que acabó con la vida de un joven de 22 años.

Un turista perdió la vida de un fuerte golpe en la cabeza el pasado lunes, tras ser golpeado con las aspas del rotor trasero de un helicóptero al intentar hacerse un selfie. El joven quería llevarse un recuerdo de sus vacaciones al pasar su último día en Grecia junto a su familia y amigos.

Según los medios de comunicación locales, el joven de 21 años, estaba emocionado por inmortalizar su viaje en Atenas a través de instantáneas, por lo que, al descender del helicóptero en la que viajaba con sus tres amigos habría saco el teléfono y no se dio cuenta que las aspas aún estaban en movimiento encima de su cabeza.

Sus padres viajaban en otro helicóptero.

El joven estudiante de la universidad de Oxford Brookes fue golpeado minutos después de aterrizar en el helipuerto de Spaton y murió en el acto, asegura The Guardian. Sus padres se encontraban en otro helicóptero, fueron llevados trasladados al aeropuerto de Atenas tras ser informados del accidente de su hijo.

La fiscalía ya ha ordenado detener a dos operarios de tierra y el piloto de la aeronave; sin embargo, fueron liberados este miércoles hasta que se tengan mas datos sobre la investigación. El caso ha causado gran conmoción en Reino Unido.