Un joven da una paliza a su abuelo y este se defiende matándole a disparos: «¡Fue premeditado!»

Domingo Faustino Verna, militar retirado del ejército de 77 años, mató a su nieto Brian Verna, de 29, de cinco disparos después de que ambos mantuvieran una violenta discusión en la entrada del domicilio del abuelo.

El momento del espantoso crimen quedó grabado en vídeo por las cámaras de seguridad de la vivienda, sita en Bahía Blanca (Argentina), y se ha terminado compartiendo en redes sociales, donde se ha hecho viral.

En las imágenes se puede ver como el nieto agrede en repetidas ocasiones al anciano en la entrada de su casa. Posteriormente, Brian vuelve al domicilio de su abuelo y golpea varias veces la puerta a patadas. En un momento dado la puerta se acaba abriendo y se ve caer al joven desplomarse sobre el suelo tras haber recibido varios disparos.

En el principio del vídeo también aparece una mujer, Aldana Soria, quien se pude comprobar que trata de detener a Brian y que ha sido identificada como la novia del nieto.


El chico acabó muriendo debido a la gravedad de las heridas tras los disparos recibidos, mientras que el abuelo fue detenido por la policía y trasladado a la comisaría. Tras el crimen, el fiscal del caso, Jorge Viego, imputó al anciano por un delito de homicidio. Aunque el miércoles pasado, fue puesto en libertad provisional con cargos, después de que el fiscal viera las imágenes de las cámaras y entendiera que actuó en defensa propia.

Por otra parte, Mariel, la madre de Brian e hija de Domingo, habló con distintos medios locales y relató su versión de los hechos. «Yo sé que la decisión de mi padre fue premeditada. Cerró el portón, fue a buscar el arma y le dijo a mi madre: ‘Quédate dentro, Marta’. Salió y lo mató. Yo lo vi, nadie me lo transmitió», explicó emocionada.

«La vida de mi hijo no me la van a devolver. Brian era acosado por su abuelo. Él le debía un dinero y mi papá se lo reclamaba con intereses. El jueves lo viví. El lunes fue la tercera oportunidad. Mi padre lo estaba esperando a que llegara para volver a reclamar el dinero», siguió explicando la madre sobre el motivo de lo sucedido.

Según Mariel, su padre «siempre fue un hombre violento, imponente y aplicando su profesión contra todo, tanto en la vida diaria, en la familia, en todo», en referencia a su condición de ex militar.