Abandona a su cita de ‘First Dates’ sin despedirse porque se muere de vergüenza

En First Dates últimamente no dejan de superarse: en las últimas semanas hemos sido testigos de una cita que estuvo a punto de fracasar por culpa del mismísimo Matías Roure… o del pretendiente que le soltó a su cita un comentario en los baños del plató-restaurante que dejó estupefacto a toda la audiencia del dating show de Cuatro.

Parece que el programa mantiene intacta su capacidad de sorprender… lo normal cuando se trata de un programa con esa audiencia y con ese seguimiento en las redes sociales. Lo mejor de todo es que gracias al programa, estamos aprendiendo un montón sobre cómo ligar en este mundo moderno. Por ejemplo, gracias a la cena de Margot y Manu, hemos descubierto que hay gente capaz de abandonar una cita… ¡por exceso de vergüenza!

Y es que esta pareja resultó que lo único que tenían en común era la primera letra del nombre. Desde el primero momento era evidente que algo no encajaba: ella se definió como una persona madura y segura, mientras que Manu se declaró un chico abstraído al que le cuesta abrirse.

Después de sentarse a cenar, los comensales sacaron los primeros temas de conversación, y empezó a mascarse la tragedia. Y es que a los cinco minutos de comida, Margot pronunció una palabra que hizo temblar a Manu: pareja.

Manu no tardó en hacer una escapada al cuarto de baño para contarle a una amiga lo que estaba pasando. A su regreso, Margot se había dado cuenta de lo ocurrido y se puso irónica:

“Te está interesando todo muchísimo, se te nota en la cara.”

Después de eso, ella se fue viniendo arriba hasta que le preguntó directamente a Manu:

“¿Te caigo mal? No te caigo mal pero casi, ¿no? A qué vienes, si sabías que esto te podía pasar… Por respeto debería importante lo que te estaba contando.”

Su cita no se atrevió a levantar mirada del plato y respondió  con un escueto “no me interesa mucho“. Después, él aseguró que Margot era “demasiado madura.

Cuando el camarero fue en busca de la cuenta, el chico salió a la fuga sin despedirse, mientras Margot, ya sola, le aseguró a Sobera que “había hecho lo que ha podido“. Finalmente, Margot se marchó despidiéndose educadamente del presentador y el camarero

Así lo vivieron en las redes:

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.