Última hora: Localizan a Lucía, la niña de 15 años desaparecida que llamó a su madre pidiendo ayuda

Otra persona cortó la llamada.

El caso de una niña de 15 años desaparecida desde el lunes en la Pobla Farnals, en Valencia, dió un siniestro giro cuando la madre de la menor recibió una inquietante llamada de su hija. La comunicación, realizada desde un número oculto, puso en alerta a la familia.

Sobre las 21:15, la madre de esta chica desaparecida recibió una llamada desde un número oculto. Al otro lado de la línea pudo escuchar a su hija, con la que pudo hablar durante 2 minutos y 46 segundos. “Estaba muy rara”, desveló su madre, que además aseguró que otra persona que estaba con ella cortó la llamada.

Según relató la madre, su hija le dijo que se sentía muy mal y que fuera a recogerla, “pero no me llegó a decir el sitio donde estaba ni con quién”. Tras esta breve comunicación, una tercera persona cortó la comunicación. Pero posteriormente hubo más llamadas inquietantes.

Durante la conversación, la menor solo pudo confirmarle a su madre que estaba en Valencia. Después de esta llamada hubo otras, también desde un número oculto. Cuando descolgaba solo se oía una respiración al otro lado. La información fue puesta en manos de la Guardia Civil, y es que era muy inquietante, haciendo temer que la niña estuviera en peligro.

La madre se puso en contacto con la Guardia Civil de Massamagrell, que estaba al mando de la investigación. Con todos los datos trataron de descubrir la localización de la llamada, ya que alguien podría estar reteniendo a la menor.

Localizan a Lucía.

La adolescente fue víctima de acoso escolar, y había estado en tratamiento psicológico. Ahora se encontraba mejor, motivo por el cual su familia no cree que se haya ido por voluntad propia, y la llamada de anoche confirmaría que está retenida por alguien.

Afortunadamente, la joven ya ha sido localizada. La menor se presentó en un cuartel de la Guardia Civil en Asturias, avergonzada y preocupada tras saber que la estaba buscando su familia desesperadamente y que su padres habían movilizado incluso a la prensa para solicitar la colaboración ciudadana.

La menor estaba de fiesta con un grupo de amigos en Asturias, lugar al que se había desplazado con el dinero que había cogido de casa, donde por lo visto faltaban 250 euros.