“Tiro la toalla, me piro”, otro concursante de ‘Gran Hermano’ a punto de abandonar

El reality más famoso —y más longevo— de la televisión de nuestro país ha estado de perder el rumbo por completo después de unos días en los que la tensión ha sido insostenible. Y es que en la última semana se han podido ver enfrentamientos en muchos frentes simultáneamente: Bea contra Meri, Meri contra Alain, Miguel Vilas contra Adara

super-atencion-concursantes-comportamiento-contaminado_mdsvid20161129_0215_17

Había que hacer algo y la dirección del programa ha tomado una decisión drástica: el Súper ha estado rápido y, tras pedir a todos los concursantes que fuesen al confesionario, les ha reñido por su actitud. Lo que les ha dicho no ha dejado indiferentes a los concursantes.

Después de una hora encerrados en el confesionario de la que no se ha visto nada —¿se guardarán las imágenes para la próxima gala?—, parecía que las cosas cambiaban y se zanjaban con, por ejemplo, la disculpa de Bea hacia Meritxell.

resumen-diario-gh_mdsvid20161129_0212_17

Sin embargo, poco han tardado las cosas en seguir como siempre. Y después de discutir fuertemente con Adara, Miguel lo tiene muy claro o eso parece en unas palabras que ha dirigido al confesionario para explicar cómo se siente.

Para mí se acabó esto ya“, decía ante la atónita mirada de Bea. “Yo ya he cumplido mi sueño y he hecho lo que tenía que hacer“. La valenciana, sin dar crédito, le contestaba “¿Estamos locos o qué?

Pero el “trampantojo humano” ha seguido en sus trece:

“Lo siento pero no puedo más, tiro la toalla, me quiero pirar de aquí. Entré como un huevo en una jaula, el huevo se ha ido cociendo, salió el pollito, salió el ave y las alas y ahora con las alas estoy dentro de una jaula y quiero mi libertad.

miguel-confesionario-siento-puedo-toalla_mdsvid20161129_0214_17

(…) A mí me desequilibra esta chica. Estoy bien contigo, de repente me cago en tu puta madre. ¿Esto qué es? ¿Un circo? ¿Un show? Yo es que a veces no sé donde estoy, te lo digo en serio.”

Eso sí, no dejó claro cuándo realizaría su abandono, ni siquiera si llegaría a hacerlo realmente… lo que le ha valido las críticas de sus —muchos— detractores, que han interpretado sus palabras como el enésimo intento de “dar pena.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, que mientras tanto fuera de la casa Rebeca, sexta expulsada de Gran Hermano 17, se desnuda para Interviú… y se ha explayado contra el programa.