Telecinco no explica por qué Antonio, el concursante que más nervioso se puso en ‘Pasapalabra’, no regresa al programa

Estamos más que acostumbrados a ver a personas emocionarse cuando consiguen algún éxito en programas como Operación Triunfo o MasterChef. Emoción por partida doble, ya que han conseguido un sueño y, además, tienen la posibilidad de que el paso por estos programas les cambie la vida.

No es tan habitual este tipo de reacciones en concursos diarios como La ruleta de la suerte —donde hace poco conocimos a la concursante más surrealista de la larga historia del programao Pasapalabra… hasta ahora.

El jueves 7 de diciembre conocimos por primera vez a Antonio, un concursante que, por lo visto, tenía muchas ganas de participar en Pasapalabra.

Cuando llegó la prueba del rosco, al chico se le veía bastante nervioso. Pero aparte de la inquietud propia de la prueba, y la posibilidad de ganar medio millón de euros, había algo más.

Christian Gálvez le preguntó al concursante qué haría con el dinero, y contestó sin conseguir mantener el tipo:

“Como mi sueño ya lo he cumplido, con el dinero cumpliría el de mi familia. Ayudar a mi madre a recuperar la casa de mi abuela, a mi padre lo llevaría a conocer a Guti y al Vaticano porque es muy devoto y viajar a Nueva York.”

Este es mi sueño, es lo más“, dijo el chico, rompiendo a llorar de la emoción.

Los espectadores se emocionaron con él, y después el chico fue contestando a las definiciones como pudo, con la cabeza inclinada hacia abajo y las manos delante sin que pudiéramos verle la cara. Un gesto para evitar volver a quebrarse, pero el nudo en la garganta no se le fue.

Después, Gálvez recordó que ya se conocían:

“Me has recordado tú que en la Feria del Libro me dijiste que estabas intentando venir y te animé a seguir intentándolo.”

Tras esas palabras, Antonio volvió a romper a llorar, mientras el mostoleño le animaba. “Si estás aquí es por méritos propios“, le dijo Gálvez mientras le abrazaba.

La emoción del concursante no tardó en expandirse por el plató, algo de lo que el presentador se dio cuenta: “mira has contagiado al otro Antonio también“, dijo mientras veía cómo el otro participante también rompía a llorar.

A pesar de los nervios, Antonio pasó posteriormente por la silla azul para ganarse la oportunidad de volver a competir en Pasapalabra… una vez más con las manos en la cara para no ver a nadie ni nada y poder concentrarse mejor a la hora de dar sus respuestas.

En esta ocasión sus nervios no le traicionaron, y venció a su contrincante. Tras tanta emoción y lágrimas, en su cuarto día en el concurso su actitud parecía muy distinta y se le veía dispuesto a disfrutar de su paso por el concurso.

Y tanto: se enfrentó al “otro” Antonio hasta el último segundo, y aunque no consiguió el bote de 1.124.000€, sí se alzó con la victoria.

Pero tras conseguir ganar, Antonio no ha regresado al concurso, dejando estupefacta a la audiencia. Al comenzar el programa, Christian ha explicado que no estaba en el plató por “motivos personales“, sin dar más información, y que esperaba que se pudieran a volver a ver pronto.

En las redes se ha desatado la rumorología; en las redes han lamentado la ausencia del concursante, mientras algunos internautas se han quejado de algunos de los comentarios más crueles que pudieron leerse sobre él. También están, por supuesto, los que aprovechan la circunstancia para volver a acusar al programa de tongo

https://twitter.com/Kekefersu/status/939224611740413953

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.