“Te doy tres opciones, la primera…” La inquietante carta que Pepe Navarro ha mandado a Alejandro Reyes

Pepe Navarro permaneció en silencio respecto a su paternidad del hijo de Ivonne Reyes, hasta ahora…

Durante mucho tiempo, Pepe Navarro permaneció en silencio respecto a su paternidad del hijo de Ivonne Reyes, Alejandro. Esta paternidad se determinó judicialmente, después de que él se negara a someterse a las pertinentes pruebas de ADN, pero la situación parece estar cambiando.

‘El programa Ana Rosa’ mostró en exclusiva el burofax que el presentador Pepe Navarro envió al que es legalmente su hijo, Alejandro Reyes. El periodista responde así a los comentarios que se han venido realizando sobre él en diversos medios de comunicación y ofrece a su vástago varias posibilidades

Pepe Navarro lleva desde mayo intentando hacerle llegar a Alejandro esta comunicación. Su último intento fue en el juicio al que finalmente no asistió su madre, Ivonne Reyes, ni el propio Alejandro: “Me confirman que el letrado del periodista quiso entregar físicamente la carta a la abogada de la venezolana y ésta la rechazó”, ha asegurado una reportera del espacio de Telecinco.

Así que Navarro ha decidido realizar una comunicación certificada a través de un burofax que dice lo siguiente: “Estimado Alejandro, te escribo esta carta después de leer tu entrevista y lamento muchas cosas que dices sobre mí…”.

Te doy tres opciones…

“Sin ánimo de polemizar contigo, no puedo dejar pasar los ofrecimientos que de forma pública haces en ella, en aras de la verdad que desde hace tanto tiempo persigo y que tú deberías perseguir”, asegura en respuesta a las acusaciones realizadas en los últimos tiempos, además propone hacerse una prueba de paternidad: “Afirmas en la entrevista que te harías la pruebas de paternidad en el Instituto Nacional de Toxicología, pero no en un centro privado, ya que no te fías de mí. No quiero que desperdicies tu ofrecimiento”.

La primera petición de Navarro es la siguiente: “Le ofrece hacer tres pruebas de paternidad; una en la clínica que decida Alejandro, una segunda en una clínica que proponga Pepe Navarro y, por último, una tercera en una impuesta por alguien neutral”.

Sobre las afirmaciones de Alejandro Reyes en las que afirma con rotundidad que no quiera la herencia de Pepe Navarro, el subraya que “si realmente no la quiere, se ofrece a acudir junto a él para ir a un notario para que el día que él falte no tenga acceso a su patrimonio”.