Su padrastro abusó de ella, hasta que aparecieron estos moteros e hicieron algo increíble…

moteros-salvan-nina-abusada-banner

Nuestra protagonista era una niña completamente normal, y que para todo el mundo destacaba por ser muy alegre y divertida… hasta que su madre se volvió a casar. A los pocos meses de mudarse a la casa de la joven, ocurrió lo más terrible: el marido de su madre empezó a abusar de la pequeña.

moteros-salvan-nina-abusada-02

FA —el nombre con el que la conocemos— dejó de comer, de dormir, de jugar, e incluso empezó a bañarse con la ropa puesta, temiendo que en cualquier momento la figura de su padrastro apareciese para volver a hacerle daño.

En medio de este infierno, su madre, conocida como “Mother Duck“, vio las señales de su hija y después de consultar con un especialista, decidió denunciar a su pareja y consiguió echarlo de su casa.

Pero la infancia de FA estaba totalmente destrozada y no iba a ser fácil recomponer los pedazos de lo que fue una niña perfectamente normal y jovial. Hasta que un día aparecieron en su vida los Bikers Against Child AbuseBACA, una organización no lucrativa que trabaja para crear un entorno más seguro para los niños que han sido abusados y sus familiares.

moteros-salvan-nina-abusada-03

Los moteros ayudaron a la niña y a su madre recuperando la confianza perdida después de años de abusos. FA recuerda el primer día que conoció a sus nuevos amigos:

Estaban todas esas motos en mi jardín. Esos hombres tan grandes y altos con sus chupas y sus botas de cuerpo, las barbas y mujeres tan fuertes… parecían todos realmente duros.

Los miembros de BACA se aseguraron de que la joven se recuperaba y se sentía segura, así que cada día la acompañaban al colegio. “Fue increíble ver a mi hija relajarse por primera vez en casi 3 años“, asegura la madre de la joven.

Una preciosa historia que nos enseña que antes de juzgar a nadie nos tenemos que molestar en conocer su interior.

Fuente.