Su hija despertó con hematomas en todas las piernas, el motivo es impactante

Su hija despertó, un día cualquiera, con hematomas a lo largo de todas sus piernas. La causa es todavía más impactante.

2980D8D300000578-3118206-image-m-11_1433936575859

Para un padre o madre, los hijos son el mayor regalo que tenemos en esta vida. Cuando estás tan enfocado en cuidar y proteger a tus pequeños, cualquier síntoma puede ser un motivo de preocupación… puedes llegar a vivir preocupado las veinticuatro horas del día, y entender por fin por qué vuestros padres eran tan pesados cuando érais niños.

El caso de Bo August, de 4 años, es la pesadilla de cualquier padre. Estaba padeciendo lo que parecía una simple varicela, de esas que afectan a millones de niños. Pero no fue así. Después de levantarse una mañana, la pequeña le dijo a sus padres que no podía caminar por el terrible dolor que sentía en sus piernas.

Ahí fue cuando se encendieron todas las alarmas. Los padres vieron como las piernas de su hija estaban cubiertas de manchas moradas, y la llevaron de inmediato al hospital.

2981464C00000578-3118206-image-a-2_1433938575908-2-550x380

La varicela de Bo se transformó en una extraña condición llamada “púrpura fulminante” o meningococemia. Los doctores contaron a sus padres que los anticuerpos liberados por su cuerpo para luchar contra la varicela, causaron una deficiencia de una proteína llamada “S“, que provocó que la sangre no coagulara correctamente.

Por culpa de eso, la pequeña estuvo 3 meses hospitalizada y con riesgo de perder sus piernas

Pero, afortunadamente, no fue así. Los médicos le realizaron tres procedimientos de injerto de piel en las piernas. Aunque, una vez recuperada, la niña tuvo que aprender a caminar de nuevo.

2980D91B00000578-3118206-image-m-10_1433936480737

La madre de la pequeña habló en exclusiva para el Daily Mirror de la pesadilla que vivió esos días.

“Fue literalmente el peor momento de mi vida cuando recibió el diagnóstico. Le pregunté al doctor si es que había riesgo vital y dijo que su vida y su integridad física estaban en peligro. En ese punto creímos que ella sería amputada pero ha estado increíble.

“Quiero dar a conocer esta condición, ya que puede ser una pesadilla para cualquier padre que se le diga que su hijo podría morir o perder sus extremidades a causa de una varicela.”

Bo se ha recuperado por completo, vuelve a corretear con sus amigos en la guardería e incluso tiene la suficiente seguridad en sí misma como para enseñarles las cicatrices.

Además, la Escuela Little Lodge Nursery de Spetchley, Worcester, ha organizado un evento para celebrar la recuperación de la pequeña, en el que han recaudado más de £200 para comprarle una casita infantil en la que pueda jugar.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Os dejamos con el caso de estos padres que recibieron la ecografía de su bebé… y cuando la miraron no podían creer lo que estaban viendo.