Si tuviste estos 20 objetos en casa, es posible que ya te debas plantear contratar un plan de pensiones

¿Cualquier tiempo pasado fue mejor? ¿Te duelen las rodillas cuando cambia el tiempo? ¿Las resacas te duran cuatro días cuando antes eras inmune? ¿Prefieres salir de día, porque de noche “la gente pierde los papeles“? ¿La mayoría de tus amigos están calvos y gordos?

Si has contestado a la mayoría de estas preguntas afirmativamente, enhorabuena, ya eres un auténtico viejuno y seguro que al menos 18 de estos 20 objetos los tuviste en tu casa o al menos los conoces.  Vamos a hacer la prueba.

El control+Z de los 80

No te podías resistir a enseñar la lengua después de comerte uno, puro colorante

El único GPS que necesitabas

En cada casa, en cada estantería, había uno

La recuerdo perfectamente, yo era el mando a distancia

Antes de los móviles, nos despertábamos con uno de estos

Te regalaba horas de diversión monótona

Ni una casa sin esta vajilla, si se rompía se descomponía en mil pedazos

Este exprimidor y este molinillo

No eran para no mojarte, eran para meterte en los charcos los días de lluvia

Menos alcance que tu voz, cambio y corto

Tu primer Halloween

¿Desayunamos?

Duraban menos que el recreo

No servían para nada, pero te podrían encontrar gracias a ellos si te perdías en el bosque

Marcado a prueba de Millennials

Ni un armario sin uno de estos

Tu primer DIY

No había un buen día de playa sin una Bolaloca

La caja de los secretos