Se quita la mascarilla para toser a la cara de un bebé de un año: La Policía busca a la mujer de blanco

Una mujer blanca está siendo buscada por la policía de San José, California, tras quitarse la mascarilla y toser en la cara de un bebé hispano a propósito. De acuerdo con la policía y las autoridades, este acto es clasificado como racista y podría tener cargos por atentar contra la vida del menor, en caso de ser un caso de contagio.

La policía se ha encargado de difundir un video de una cámara de seguridad con el objetivo de apelar a la colaboración ciudadana para encontrar a una mujer tras un altercado en una cafetería que terminó con la mujer bajándose la mascarilla para toser sobre la cara de un bebé hispano de tan solo un año.

Según informa The Mercury News, los hechos se produjeron el viernes pasado. La Policía asegura que todo ocurrió cuando la sospechosa se enfadó con otra mujer del local porque, según aseguraba, no estaba guardando la distancia de seguridad contra el coronavirus.

La mujer se bajó la mascarilla y empezó a toser dos o tres veces en la cara del bebé de un año de la otra clienta.  Los agentes describen a la mujer que buscan como una señora de piel blanca, de unos 60 años y constitución mediana.

La NBC ha hablado con la madre del bebé, de origen hispano, que se ha mostrado muy dolida por el hecho de que alguien pueda llegar a hacer eso al niño y ha insistido, como demuestran las imágenes de la cámara de seguridad, sí que guardó la distancia.

La mujer asegura, que se trata de una agresión racista: “Me dijo: ’No entiendes lo que te digo como si ni siquiera hablara inglés”.  “Mi hijo no debería haber pasado por esto, es muy pequeño, estoy segura de que le va a suponer un trauma”.