Se convierte en un dolor de cabeza para Carrefour al contar en las redes lo que encontró al abrir una de sus pizzas

Que en numerosas ocasiones la publicidad de ciertos productos consigue cautivarnos con sus espectaculares imágenes, no es ningún secreto. Y es que, cuando los publicistas hacen su trabajo, eso es precisamente lo que buscan: que nos sintamos irremeadiablemente atraídos por el producto. Todos y cada uno de los detalles están minuciosamente estudiados, incluyendo la luz, el ángulo de los planos, los colores, etc.

Quién no ha ido a una cadena de comida rápida y, después de haberse hecho ilusiones viendo las deliciosas imágenes que decoraban las paredes o la carta del establecimiento, su pedido finalmente no ha tenido nada que ver con estas fotografías. O ha comprado un producto en un supermercado, y al llegar a casa ha comprobado que no tiene nada que no se parece en nada a la imagen que aparece en la caja.

La última historia sobre este tipo de clientes insatisfechos nos la trae la web de España Diario, que ha publicado la historia de un cliente de Carrefour que compró un paquete de tres pizzas margarita de la marca blanca de la cadena en un supermercado de Tarragona… y al sacarla de su envase se encontró con una base de pizza pelada, con un montón de tomate y apenas una ralladura de queso por encima.

El indignado usuario ha subido las imágenes a su cuenta de Instagram y los community managers de Carrefour se han ofrecido a cambiárselo o reembolsárselo, pidiendo más datos al usuario para poder identificar el lote.

Eso sí, la imagen habrá quitado las ganas a más de uno de comprarlas alguna vez:

Con las pizzas no se juega: también se viralizó esta inesperada crítica al último anuncio de pizzas Casa Tarradellas.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, ¿qué vas en silla de ruedas y no puedes hacer la compra? Pues así de “en serio” se toma tu problema el community manager de Carrefour