in , , ,

Sara Carbonero no se responsabiliza del fracaso de ‘Quiero ser’, a pesar de las críticas

La aventura de Sara Carbonero en el prime time de Telecinco, como todos sabéis, duró menos de lo esperado. La culpa la tuvo la más que discreta acogida que ha tenido su Quiero ser.

Cnw1tMaXEAA9I1Y

El nuevo programa de Sara Carbonero era, sin duda, uno de los más esperados de la programación de verano. Un concurso de talentos, según aseguraban desde Mediaset, en el que se supone que descubriremos quienes son los nuevos cerebros del mundo de la moda. Pero, al final, ni moda, ni talento… ni nada de nada.

El formato es muy parecido a otros que hay en la actualidad: un grupo de jóvenes que busca la fama, en esta ocasión con la moda como pretexto. De la misma forma que en otros casos se persigue triunfar en el mundo de la cocina —como en el caso de MasterChef—, o encontrar a su media naranja —en formatos como First Dates o Mujeres y Hombres y Viceversa.

aspirantes-referencia-moda-Quiero_MDSVID20160719_0167_17

Sea como sea, el programa ha hizo perder competitividad a Telecinco en el horario estelar de la cadena, provocando la fuga de espectadores a otras cadenas —First Dates llegó a batir su record. Por ello, Mediaset decidió levantar Quiero ser de su canal principal y lo trasladó a Divinity, donde se han emitido el resto de entregas grabadas.

El caso es que, para nosotros, lo mejor del programa han sido las opiniones sobre él que se han podido leer en las redes socialesaquí tenéis algunas de las mejores.

Y, por supuesto, el “grave” problema de esta concursante para justificar por qué no desfila, que nos dejó con el culo torcido. Pasen y vean el que ha sido el momento más tróspido del programa hasta el momento.

sara-carbonero-kQgE--620x349_abc

 

Pero, ¿qué opina la Carbonero al respecto? Pues, según ha contado en una entrevista con ABC, ella considera que a pesar de este “desliz” que han sufrido tanto ella como Mediaset, se encuentra en su mejor momento profesional.

“No me lo he tomado como un fracaso, ya que ni los éxitos ni los fracasos dependen solo de una persona; además, creo que el programa tiene su público, lo que pasa que hay quien se había hecho otra idea preconcebida.

(…) Era un formato novedoso que no había hecho nunca y por eso me he visto bien. De todas formas, lo que no me haya gustado no lo voy a decir aquí y pienso que mi aportación no era fundamental.”

De esta manera, hablando de “aportación no fundamental“, se ha querido desmarcar de la responsabilidad del fracaso de un programa que estaba destinado a rellenar el mejor horario de Telecinco, pero ha acabado con un pequeño espacio en Divinity —donde tampoco ha llegado a enganchar a los espectadores.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, así se cachondeo el equipo de Quiero ser de Celia, la polémica “influencer” que abandonó el programa.

Se filtra el vestido de novia de Rocío Carrasco, y se queda sin exclusiva

Esta querida triunfita por fin rompe su silencio, y cierra muchas bocas