‘Sálvame’ compite con ‘Tierra amarga’ desvelando una traición de Kiko Hernandez a Mediaset para evitar el sorpasso

El programa ha perdido tres días seguidos contra la serie de Antena 3.

Sálvame se está viendo superada por la serie turca Tierra amarga, algo que no puede consentir después de años de liderazgo incuestionable. Después de tres derrotas consecutivas, el programa estrella de Mediaset empezó a sacar toda la artillería pesada para recuperar el trono de las tardes.

Por ese motivo, el magazine arranco el miércoles con la “traición” de Kiko Hernández, uno de los colaboradores más consolidados del programa. A Kiko siempre se le había considerado “intocable” por la dirección, motivo por el que sorprendió el anuncio.

Por supuesto, la primicia coincidía con la hora en la que se emite la ficción de Antena 3. El pasado lunes usaron de la misma manera un conflicto con Gema López para competir con el huracán otomano.

“La historia que conocerán esta tarde no es una bomba de humo, es algo que Kiko pensaba que se encontraba a buen recaudo, en su caja de los secretos”, aseguró la voz que lanzaba cebo del programa, “podría dañar la reputación” del colaborador. Todos empezaron a especular sobre la noticia que iba a ser desvelada.

El programa desveló finalmente el testimonio de una confidente que aseguró que Kiko habría vendido a una revista unas imágenes, saliendo a cenar con una amiga. “Una mierda pa’ ti. El fotógrafo lo mandó el restaurante”, desmentió él tajantemente.

Carlota Corredera volvió a citar a la audiencia a las 18:30, casualmente la hora a la que se emite el final del capítulo de Tierra amarga en Antena3, para anunciar otra notica embarazosa: “Hoy uno de vosotros sabrá que Sálvame no le renueva el contrato”, anunció.

Le tocó a Antonio Canales, que se estrenó en la tertulia de las tardes después de haber concursado en Supervivientes. Pero este miércoles fue despedido ante los espectadores. “En Sálvame exigimos a nuestros colaboradores que den el cien por cien y, por eso, no podemos permitirnos tener en plantilla a colaboradores que no aporten nada”, anunció uno de los vídeos con los que se fue cebando este despido televisado.

“Por ello, por primera vez en la historia de Sálvame, comunicaremos la no renovación del contrato de uno de los colaboradores. Uno de ellos no ha estado a la altura de un programa como este y tendrá que decir adiós a su silla”, dijeron.

“Nadie desea escuchar esta noticia, pero no es una cuestión de humillar”, dijo la presentadora, Carlota Corredera. “A todos nos contratan para cumplir con unas expectativas (…) y hay personas que no cumplen esas expectativas”, añadió después. Después, anunció que Antonio Canales no continuará en el espacio que produce La Fábrica de la Tele: “De 82 días de contrato, Antonio solo ha acudido a trabajar 13 y, a pesar de la duración de cinco horas del programa, suele intervenir una media de cuatro minutos”, explicó.

El bailaor, molesto con las formas que se emplearon para despedirle, arremetió contra el programa. Puso de relieve que si la audiencia de Sálvame está cayendo no es por su culpa. “No estamos en época de buenas audiencias para el programa. Las estadísticas de Mediaset dejan mucho que desear”, dijo el ya extertuliano, que aprovechó para lanzar varios consejos.