Saltan todas las alarmas en Telecinco por lo sucedido el pasado domingo

Preocupación en Mediaset.

Cada temporada, la cadena principal de Mediaset presenta un nuevo formato o un concurso que encandile a su audiencia. En este caso, se trata de un espacio de entretenimiento que recuerda mucho a Gran Hermano. Sin embargo, tras los desagradables sucesos en la última edición de Gran Hermano, la cadena le ha dado una vuelta de tuerca a su concurso estrella.

Hace unos meses se conoció la noticia de que estaban planteando un nuevo reality ambientado en una casa en la que convivirían diferentes celebridades. La gran diferencia con otros formatos de la cadena era la existencia de secretos ocultos que debían ser descubiertos.

El pasado jueves 9 de septiembre se estrenó la primera edición de Secret Story. Era una gran oportunidad para la cadena de recuperar el éxito y audiencia de la que disfrutó en antaño con Gran Hermano y sus variantes. Pero, como cada comienzo, este ha estado marcado por la polémica, algo que no deja de ser habitual en el caso de los programas de Telecinco.

Ahora, la cadena ha recibido una noticia preocupante: Secret Story no ha logrado seducir a los espectadores de Telecinco. Aunque pretendía ser el nuevo programa estrella de la cadena, parece que estas intenciones han caído en saco roto.

A Mediaset le aterroriza el éxito de Antena 3, que cada vez atrapa a una mayor parte del público, y por por ese motivo ha llegado incluso a adelantar su prime time para disputarle la audiencia a Pasapalabra. Pero sus mayores esperanzas estaban puestas en este nuevo Secret Story.

Sin embargo, lo que sucedió en la noche del domingo lo cambió todo. Jordi González fue el encargado de presentar el debate del programa y todo hacía pensar que el proyecto sería todo un éxito. Sin embargo, solo consiguió un 12,7% de share, reuniendo frente a la pantalla a 1.256.000 espectadores.

El nuevo concurso de Telecinco fracasó sin Jorge Javier.

Está claro que Jorge Javier Vázquez se ha consolidado como uno de los grandes profesionales del espectáculo televisivo. Mediaset apostó por él para conducir la primera gala de Scret Story y registró un 17,3%, cinco puntos más que Jordi.

Dado que los espectadores no conectaron del todo con los concursantes, Jorge Javier tendrá que trabajar duro para hacer atractivo el nuevo formato. El resto de presentadores de la cadena no está a la altura de este reto, por lo que todas las miradas están puestas en él.

Jordi González pierde la confianza de los directores de Mediaset.

Por su parte, Jordi González es otros de los grandes presentadores de Telecinco, pero su último programa ha sido un auténtico fracaso. La audiencia consideró que no ha hecho bien su trabajo ya que no ha entretenido al público como debería. El comunicador recibió unas críticas terribles en el momento más preocupante para Mediaset.

Por ese motivo, estaría en el punto de mira de sus responsables. Sin embargo, hay gente que ha dado la cara por él, ya que considera que la culpa del fracaso de Secret Story es principalmente del elenco de concursantes.

Aunque todos pensaban que el espacio iba a triunfar porque ya lo había hecho en otros muchos países, en España ha sido diferente. Los famosos que están participando son de segunda categoría y la audiencia no está especialmente interesada en sus secretos. Además, todavía no se han creado tramas suficientes para hacerle sombra a los programas de Antena 3 con los que comparte horario.

Las series turcas han revolucionado la parrilla televisiva, ya que se trata de productos diferentes que han tenido muy buena acogida. Aunque Jorge Javier Vázquez tiene un gran dominio del medio,  es consciente de que sus programas empiezan a correr peligro. Sálvame también está en un momento bastante complicado y sus directores tenían esperanza de que el éxito de Secret Story sirviera para dar contenido a los demás espacios de la cadena, pero tras los datos de audiencia del domingo ya no lo tienen tan claro.