Rocío Flores pierde su gran batalla en el juzgado: varapalo judicial por su condena por maltrato

Varapalo para Rocío Flores por su condena por maltrato.

No cabe ninguna duda de, si dejamos de lado el caso de Antonio David Flores, las personas que han salido más afectadas por la emisión de la docuserie de Rocío Carrasco han sido sus hijos Rocío y David Flores. Los jóvenes llevan casi toda su vida lidiando con la batalla de sus padres, pero nunca antes lo habían hecho de una forma tan mediática.

Durante los últimos meses, ambos han estado en el ojo del huracán. Especialmente Rocío Flores, que no salió demasiado bien parada de lo que contó su madre en la docuserie, especialmente después de que esta revelara que supuestamente sufrió una paliza a sus manos.

En los últimos tiempos, la joven ha intentado reaccionar a la presión mediática de diversas maneras. Por ejemplo, Rocío Flores demandó a Vanitatis por un presunto delito de revelación de secretos, después de que la publicación informara sobre su condena por maltrato. La hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores demandó hace unos meses a la empresa editora de Vanitatis y a Nacho Gay, por un tipo de delito que podría suponer penas de entre uno y cuatro años de cárcel en su artículo 197.

Hace un año y medio, Vanitatis publicó varias informaciones relativas a la sentencia firmada el 4 de marzo de 2013 por el Juzgado de Menores n.º 4 de Madrid. En ella, se condenaba a Rocío Flores, hija de Rocío Carrasco, por diferentes delitos y faltas cometidas a lo largo de varios años.

En aquel momento, Antonio David Flores recurrió en nombre de su hija, que era menor de edad. Era la última instancia a la que podía acogerse en los casos de menores, pero el recurso fue rechazado. Para tomar la decisión, la jueza de menores y la Audiencia rescataron las “contradicciones” de Rocío Flores, y mostraron el relato de todos los testigos y la información incluida en los dos partes médicos, el de la hija y el de la madre.

Rocío Flores pierde en los juzgados contra Vanitatis.

El abogado de la denunciante recopiló una serie de artículos publicados entre febrero y marzo del año 2020 en El Confidencial, en los que se informaba en exclusiva sobre los episodios judiciales que habían enfrentado a los diferentes miembros de la familia Flores Carrasco. Se aportaba la documentación legal, sobre todo con sentencias firmes, que verificaban los hechos publicados.

El jueves 29 de julio de 2021, el propio medio digital publicó que “se acuerda el archivo provisional de la presente causa“. Es la sentencia del titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Pozuelo de Alarcón, Madrid. Se trata del auto publicado el pasado 12 de julio tras la denuncia de Rocío Flores.

El juez consideró que “el hecho delictivo aquí denunciado [acerca del relato de la condena por maltrato de Rocío Flores hacia Rocío Carrasco] tiene lugar cuando la denunciante es ya mayor de edad. Que la denunciante tiene una indudable proyección pública en el mundo de la llamada crónica rosa. Y que se informa de un hecho de indudable interés público en tal sector, que afecta tanto a ella como a su madre”.

El juez apuntó lo siguiente: “Por las elevadas penas que lleva asociadas, requiere de fundada y grave afectación del bien jurídico protegido que es la libertad o privacidad informativa de los individuos proyectada sobre los datos personales”. “Una afectación que debe descartarse o minorarse para escapar de la esfera penal en el presente caso por actuar los denunciados en el ejercicio de la libertad de información, con datos que ya eran de conocimiento general en el sector periodístico”, añadió.

Así, para el magistrado el medio hizo su trabajo periodístico rigurosamente, para satisfacer el interés general sobre unos hechos de relevancia pública. Sin embargo, el auto aclara que hay indicios de que los trabajadores del medio digital obtuvieran la documentación vertida en el artículo de forma irregular, quebrando los preceptos sobre la revelación de secretos que fija la jurisprudencia de los altos tribunales.

Después de salir la sentencia judicial, la denunciante presentó un recurso contra la misma.