Rocío Flores acaba en una comisaría de Málaga tras un nuevo lamentable incidente

Rocío Flores interpone una nueva denuncia.

Dejando de lado a Antonio David Flores, que ha sido despedido de manera fulminante de Mediaset, las personas que han salido más afectadas han sido Rocío y David Flores. Los jóvenes llevan casi toda su vida lidiando con la batalla de sus padres, pero nunca antes lo habían hecho de una forma tan mediática.

Una de las revelaciones más importantes de la docuserie ha sido la de que durante años, el ex guardia civil se haya paseado por numerosos platós de televisión defendiendo su figura de “padre modelo”. Mientras tanto, echaba por tierra la imagen de su ex.

“Ha hecho que mis hijos se lo crean, después de tanto escucharlo. Ha conseguido que me odien. No puedes arrancarle la figura materna a unas criaturas tan pequeñas. Y él lo ha hecho”, contó Rociíto en la primera entrega de la docuserie.

Parece que la paz no llega a la casa de la familia Flores, que después de enfrentarse al testimonio de Rocío Carrasco en su docuserie han tenido que enfrentar todo tipo de críticas públicas. Incluyendo las de líderes de opinión que han opinado sobre la controversia desde diversos medios de comunicación.

La vida de Antonio David Flores ha cambiado por completo, pero también sus hijos se han tenido que enfrentar al rechazo de parte de la ciudadanía. Esta vez la víctima ha sido el padre, cuya cara ha aparecido en varios carteles distribuidos por Málaga, ciudad en la que vive, junto a la palabra “maltratador”.

Dichos cárteles, además, han aparecido en el camino que la hija pequeña del excolaborador, Lola, hace cada día para ir al colegio. Según ha contado Marta Riesco, reportera de El Programa de Ana Rosa, los padres de los compañeros de la pequeña se han encargado de retirar los carteles para que la cosa no fuese a mayores.

Sin embargo, la cosa no va a quedar ahí: Rocío Flores se ha dirigido a una comisaría de Málaga para interponer una denuncia por honor y perjuicio tanto contra su padre como contra al resto de la familia.El episodio podría haber perjudicado en especial a la hija de Antonio David y Olga Moreno, ya que tiene solamente nueve años y empieza a tener conciencia de lo que ocurre en su familia.

La reacción de Ana Rosa Quintana.

“A mí me parece terrible lo que le pasó a Rocío Carrasco con los carteles a la salida del juzgado, y me parece terrible que hayan estos carteles. Me está recordando a cuando la gente se sentaba delante de la guillotina y hacían punto mientras veían guillotinar”, comentó Ana Rosa. La colaboradora siguió condenando este tipo de actuaciones: “Ni a Rocío Carrasco, ni a Antonio David Flores. Que la justicia haga lo que tenga que hacer. Estamos en un Estado de derecho”, dijo.

El resto de colaboradores se unieron a la denuncia pública de Quintana, recriminando que se intente meter a toda la familia en el conflicto mediático. “La mala baba de ponerlo en el camino del colegio de la niña, eso ya es por demás”, comentó Miguel Ángel Nicolás.

Ana Rosa afirmó que lo que está sufriendo tanto la familia Flores como Rocíito es acoso. “Los juicios públicos son muy peligrosos”, sentenció la comunicadora.