Risto defiende en directo el trabajo de Laura Escanes, tras el escándalo de la fiesta de 40 influencers sin mascarillas

El escándalo está servido. La Policía Local de Marbella, Málaga, desalojó el pasado sábado una fiesta que se celebró en una villa de dicha localidad. En total, levantó 23 actas con propuesta de sanción por incumplimiento de las medidas sanitarias preventivas contra el covid-19, como no llevar mascarilla o incumplir la distancia de seguridad.

Según confirmaron fuentes municipales, la villa se encuentra en una urbanización del núcleo de San Pedro Alcántara. La patrulla de la Policía Local se personó en el lugar sobre las 21:15 horas, procediendo a identificar a los asistentes y a desalojar la vivienda.

Entre las personas identificadas, que además procedían de distintas provincias, se encontraba el propio promotor de la fiesta, han indicado. Explican que las 23 actas se levantaron al estar los participantes sin mascarilla, bailando y sin respetar las distancia social, y que, encima, entre los asistentes se incluía un menor de edad.

Será Junta de Andalucía la institución encargada de decidir si hay sanción y la cuantía, de acuerdo con lo manifestado por las fuentes municipales. A estas alturas, todos los medios han reseñado la fiesta, que se pretendía celebrar desde el 12 al 16 de noviembre, destacando que reunió a unos 40 influencers, entre los cuales se encontraba el cantante Omar Montes.

Según la información que publica el diario local Málaga Hoy, en las redes sociales se siguen viendo vídeos que muestran a algunos de los asistentes saltando a una piscina “como parte de una especie de concurso de balconing”, bailando en la terraza o jugando a paintball.

Después de analizar la fiesta en directo en el programa Todo es Mentira, Risto Mejide criticó que la calificaran como “la fiesta de influencers”. Mejide, indignado, sacó la cara por su mujer, Laura Escanes.

“La gente pensará que hablo porque estoy casado con una influencer, pues igual sí, porque estoy casado con una influencer y la veo trabajar todos los días y dejarse insultar por mucha gente que no sabe el trabajo que eso conlleva. También porque conozco a muchas influencers que son amigas y que trabajan muchísimo, y que trabajan de una forma muy responsable… y se ven perjudicadas por titulares como los que acabamos de ver”, dijo.

“¿Qué es eso de decir “40 influencers” en una fiesta? Hay un gran paso para llamarlos influencer, ¿Sabéis cuál es? La representación de las marcas, los valores”, razonó el presentador.

“De esta noticia me preocupa el daño que se pueda hacer a las personas que, precisamente, son responsables. No son influencers, son descerebrados”, zanjó Mejide.

En las redes se leyeron comentarios como estos:

Y tú, ¿qué opinas?