Récord de contagios el mismo día que celebran una manifestación negacionista

Los manifestantes argumentan que el coronavirus es un engaño.

Activistas contra las vacunas y las medidas de confinamiento, se concentraron el pasado sábado en la plaza de Trafalgar para exigir “libertad”. Mientras, las autoridades británicas informaban de 4.422 nuevos casos de coronavirus, una cifra superior a los casos diarios de los últimos cuatro meses.

El número supera en un centenar de contagios a la cifra del viernes, que también fue récord diario desde el 8 de mayo en el país del Brexit. En total, se ha informado de 390.358 casos desde que comenzó la pandemia.

Pero es que, además, el sábado se han contabilizaron 27 nuevas muertes, con lo que el total asciende a 41.759 fallecidos. En ese momento había 1.081 pacientes hospitalizados, 138 de ellos conectados a respiradores, y la cifra sigue subiendo.

Por todo eso, resultaba irónico que mientras tanto en Londres, la capital, centenares de personas se manifestaran en contra de las medidas de protección frente al coronavirus.

Su lema: “Somos la resistencia”

El enclave de la capital británica se convirtió desde el mediodía en punto de encuentro de “muchas personas” que rechazan las normas de restricción para contener el avance de la pandemia, de acuerdo con un comunicado de la Policía Metropolitana —Met—. Aunque la policía no precisó cuántos asistieron a la marcha de protesta, algunos medios nacionales estimaron que fueron “al menos, un millar” de personas.

Mientras, las redes sociales apuntaban a “varios centenares” o incluso “miles”. El acto fue convocado por el grupo Resiste y Actúa por la Libertad, liderado por Kate Shemirani, que en un momento de la manifestación se dirigió a los convocados con el mensaje: “Somos la resistencia”.

La policía indicó que los agentes desplegados en la plaza conminaron a los presentes a “abandonar el lugar o enfrentarse a posibles detenciones”. Según las mismas fuentes, los congregados “se estaban poniendo ellos mismos y a otros en peligro”. Además, algunos mostraron “hostilidad” hacia los agentes que trataban de explicarles la situación y animarles a que se dispersaran.

“Es importante recordar que seguimos en medio de una pandemia global y los cambios se han introducido para ayudar a controlar la propagación del virus, mantener a todo el mundo seguro y salvar vidas”, remarcó el cuerpo policial en la nota.

Su argumento: el Covid es “un fraude”.

Efectivamente, a lo largo de la mañana se registraron altercados entre manifestantes y agentes al lado de la National Gallery. Hubo empujones, gritos y cánticos de protesta… mientras algunos llegaron a formar barreras humanas para impedir a la policía hacer su trabajo y efectuar arrestos.

Mientras, una profesora de la Universidad de Dublín, Dolores Cahill, también lanzó el mensaje a los manifestantes de que la vacuna contra el coronavirus hará “que la gente enferme”. “Sé que las vacunas hacen que las personas enfermen, no deberían confiar en el Gobierno, los médicos y los medios, mienten sobre la vacuna del COVID-19”, dijo la académica. Insistió en que la vacunación entraña un riesgo de contraer “esclerosis múltiple y alergias” y otras enfermedades.

La “segunda ola” en Europa.

Todo esto sucede cuando el primer ministro británico, Boris Johnson, alertó el viernes de que el país se enfrenta a la llegada de una “segunda ola” de la pandemia, después de ver cómo han evolucionado los contagios en otros países europeos como Francia y España.

Y es que los contagios no sólo están al alza en España: Francia ha registrado el sábado 13.498 casos de coronavirus en las últimas 24 horas. Por su parte, las autoridades sanitarias de Alemania han comunicado 2.297 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas, lo que sitúa en 270.070 los contagios desde el comienzo de la pandemia.