Rajada de Samanta Villar contra Telecinco por no haber “contrastado” nada antes de lo de Rocío

El rostro de Mediaset cargó contra la propia cadena en la que trabaja.

Una noche más, Telecinco emitió una nueva entrega de la serie documental de Rocío Carrasco. Como muchos esperaban, volvió a avivarse la polémica, y el testimonio de Rociito dejó una vez más estupefacto a los espectadores.

La enfermedad de David Flores, hijo de Rocío Carrasco ya había sido objeto de debate en las últimas entregas. Anoche, la hija de Rocío Jurado relató cómo su hija, Rocío Flores fue cambiando poco a poco por culpa de su padre, Antonio David. Tanto, que empezó a sentir pánico por el momento en el que sus hijos volvían a casa después de pasar los quince días pertinentes en casa del ex guardia civil.

Rocío Carrasco denuncio las vejaciones a las que había sido sometida por su hija. “A ver si te mueres pronto, hija de p**a”, fue uno de los insultos que supuestamente le soltó su hija.

Samanta Villar, que acudió de nuevo al plató para comentar el documental, tuvo claro el culpable de este clima en el ámbito familiar. Para sorpresa de todos, Villar encontró un responsable claro: la industria del corazón y su propia empresa, Mediaset.

Hay que destacar que ella misma lleva años trabajando en una cadena del mismo grupo de comunicación. Villar comenzó en el segundo canal principal de Mediaset en 2008 con el programa 21 días, y fue el espacio que la hizo famosa.

“Hay que llenar minutos. Es el sistema. Te plantean un relato que no tiene ninguna veracidad pero es verosímil, parece que es verdad. Yo cuando he visto el timeline de los últimos 11 años en los medios de comunicación… —televisiones, revistas…— es terrorífico”, denunció Villar.

La comunicadora no se cortó un pelo: “Lo que ves es que es una industria entera. Esto trasciende a la mala práctica de periodistas, de directores de programa, de directores de revistas, de directores ejecutivos, de directores generales de empresas que cotizan en el Ibex 35… ¡Estamos en una de ellas! Es todo una industria del corazón que se sostiene sobre la venta de historias y da igual si esa historia es verdad o no”, sentenció.

Las redes se llenaron de comentarios aplaudiendo las palabras de la periodista:

Y tú, ¿qué opinas?