¿Puedes ver la T? La prueba visual que no todo el mundo resuelve con rapidez


Parece una prueba de lo más sencilla, casi pensada para niños pequeños… pero es mucho más complicado resolverlo con rapidez de lo que parece.

Y es que no todo el mundo es capaz de resolver esta prueba velozmente, en la que simplemente hay que encontrar una T en medio de un mar de L’s.

Encuentra la T. (No es de color Rojo)

tumblr_inline_o3exizXaih1tty580_1280

Esta prueba nació a partir de un experimento llevado a cabo por la Universidad Johns Hopkins de Baltimore en Estados Unidos, en el que se le dijo a los participantes que para encontrar la T tenían que ignorar el color rojo.

Y aunque parezca anti-intuitivo, esa “pista” en vez de ayudar lo que hace es ralentizar la búsqueda. Una vez que se le dice eso a los participantes, ya no se trata de la tarea de encontrar la T, sino que se añade la labor de separar las letras por colores.

Paralelamente, a otro grupo de participantes solo se les dijo que tenían que buscar una T, y no se les dio ninguna pista sobre su color. Eran capaces de encontrarla más rápidamente.

Sin embargo, en posteriores tests, los que habían recibido la doble instrucción eran capaces de encontrar el objetivo deseado más rápido que los del otro grupo. Es decir, que primero eran más lentos, pero más tarde gracias al aprendizaje agudizaban sus sentidos y su vista y se volvían más rápidos.

La conclusión es importante: cuánto más se practique algo aprendido, más rápido se ejecutará la acción, aunque sea más compleja.