Preocupación por el deterioro de Antonio David: “su aspecto físico ha dejado sin palabras”

“Le está consumiendo poco a poco”.

Ha pasado casi un mes de que Rocío Carrasco sacudiese el ecosistema de Telecinco con sus durísimas declaraciones. Entre otras cosas, reconoció haber pensado en quitarse la vida después de pasar un infierno al lado de su ex, Antonio David.

Además, acusó al ex guardia civil de gravísimos maltratos psicológicos y físicos. Con episodios escalofriantes como haber sacado medio cuerpo de ella por una ventana, amenazándola con tirarla al vacío. Desde el primer capítulo de Rocío: contar la verdad para seguir viva, en la casa de Vasile no se habla de otra cosa.

Para muchos espectadores, lo peor de todo es que, durante años, el ex guardia civil  se ha paseado por numerosos platós de televisión defendiendo su imagen de “padre modelo”. Mientras tanto, echaba por tierra la reputación de su ex.

Quizás por eso, una de las mayores consecuencias ha sido la de apartar de manera fulminante al exguardia civil de la pantalla, así como de cualquier colaboración en programas como Sálvame. Programas en los que todo el mundo ha metido baza sobre el asunto: se ha hablado sobre la hija en común de la pareja, Rocío Flores, o sobre la enfermedad del hijo de Rocío Carrasco. Mientras, ni rastro de Antonio David.

Este fin de semana se han emitido los capítulos 4 y 5 de la serie documental, y la hija de Rocío Jurado volvió a poner los pelos de punta hablando de sus hijos y del complicado divorcio que sufrió. Mientras ocurría esto, el clan está desperdigado: Rocío Flores y Gloria Camila, en Madrid. Olga Moreno, la actual pareja del exguardia civil, en Honduras, a poco de estrenarse la nueva edición de Supervivientes en la que será uno de los platos fuertes.

Pero, ¿y Antonio David? El ex guardia civil se refugió del terremoto mediático al lado de sus hijos Lola y David, pero como demuestra la revista Lecturas, ha reaparecido. Tal y como ha señalado la publicación, “su aspecto físico ha dejado sin palabras a más de una persona. Exhausto, visiblemente desmejorado y sin ganas de articular ni una sola palabra”.

El exguardia civil evita a los periodistas.

A Antonio David se le puede ver con mascarilla, gorra y un outfit poco habitual para pasar desapercibido. Intenta mimetizarse y evitar a los periodistas cuando sale de su casa, pero cuando algún reportero le alcanza y logra hacerle una pregunta, no responde y se le nota de de muy mal humor.

La publicación considera que el escándalo “le está pasando factura” después de que ella lo haya definido de “ladrón”, o de aterrorizar a su hija desde pequeña. Las cámaras de la revista le han grabado visiblemente más delgado, en un momento en el que se ha quedado sin trabajo y “sin apoyos y esta guerra le está consumiendo poco a poco”. Puedes ver el vídeo aquí.

Y tú, ¿qué opinas?