Polémica para el “Xef”: acusan a David Muñoz, marido de Cristina Pedroche, de silenciar las malas críticas amenazando con despedir a sus empleados

Cristina Pedroche se ha convertido en una de esas celebridades de las que se mira con lupa todo lo que hace, o dice… o viste; sin ir más lejos, hace unos días la liaba parda al aparecer en su Instagram con unos “vaqueros con ventanas” que nadie entendió. Pero su marido, David Muñoz, no se queda atrás.

El chef madrileño ha estrenado la segunda temporada de El Xef, y ya ha sido muy criticado por el lenguaje malsonante utilizado en el docurreality. También está siendo muy comentado el mal rollo y las malas formas con los empleados de sus cocinas durante el proceso de apertura de su nuevo restaurante en Londres, pero el testimonio de un periodista se está convirtiendo en un verdadero dolor de cabeza para el chef madrileño.

Y es que con StreetXO en boca de todos gracias entre otras cosas al programa de Cuatro, se ha viralizado una columna sobre el restaurante que escribió hace unos meses en ABC el polémico Salvador Sostres. El artículo relataba la experiencia de un amigo del periodista en el restaurante de David Muñoz:

“Mi amigo tuvo una de las experiencias gastronómicas más desagradables y nefastas de su vida. Música de after, camareros tatuados y agujereados como si fueran camellos, ruido infernal, humos que te dejaban la ropa más que para lavarla, para darla a Cáritas. Y unos platos infames: desde una fideuá quemada, hasta unas truculentas croquetas de aspecto tan lamentable como su sabor.”

Pero el fragmento más llamativo ha sido el que se refiere a la actitud del chef:

“Lo más grave no fue el horror de Streetxo, sino, una vez más, la indigencia moral de su propietario. Al salir del antro, publicó Jaume las fotos de los tremendos platos y unas consideraciones sobre ellos. David Muñoz, que estaba en Londres, quería llamarle. Le llamó para pedirle explicaciones, amenazándole con despedir al camarero que les había atendido si no retiraba los tuits.”

Desde luego, hacer chantaje con el puesto de trabajo de uno de tus empleados para silenciar una mala crítica es algo realmente ruin. Sea como sea, no podemos ni confirmar ni desmentir que realmente ocurriera esto, pero nos parece justo mencionar que el pique entre David Muñoz y Sostres viene de lejos.

En 2014, sólo dos días después de que la guía Michelin otorgara al cocinero su tercera estrella, el periodista lo “celebró” poniéndole verde y calificándole de “fraude mundial. Cuando el cocinero pasó por Viajando con Chester, se lo relató así a Risto:

“Salvador no creo que sea envidia precisamente. El tipo pretende transgredir a cualquier precio y el episodio con Diverxo no fue más que parte de su plan de transgresión. La montó de muchas formas. Fue maleducado con mi equipo y con mi mujer. Fue soez y cuando llega el momento de pagar lo consumido, a él le genera un problema. (…) Pagó el periódico, él hizo un autógrafo en la nota. Le llevamos el ticket y nos firmó un autógrafo y dijo para vosotros.”

El columnista llegó a decir en aquel momento que “en el nombre del plato, a veces, está parte del juego. Pero no se puede caer en la pedantería de la explicación innecesariamente extensa, ni en frases más propias de la peluquera de Belén Esteban que de una cocina que se supone que se basa en la inteligencia. Es terrible la afectación de los camareros, como de gay que todavía no se lo ha contado a su padre“.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Casado y gordito: estas son las fotos “prohibidas” de cuando David Muñoz todavía no era “el xef” ni estaba con Pedroche