web analytics

“Piensan que el hijo es nuestro”: dos jóvenes de 33 y 35 años se convierten en los abuelos más jóvenes de Europa

La gente se muestra sorprendida al ver a dos abuelos tan jóvenes.

Hay personas que se llaman a sí mismos “padres de otra generación” —OPG, de las siglas en inglés—. Se trata de abuelos mayores que tienen niños pequeños a su cargo. Esto puede deberse a la muerte de sus propios padres, o quizás cuidan a los nietos mientras los padres trabajan largas horas trabajando o tener que viajar a menudo. Pero el caso de nuestros protagonistas es diferente.

Jenni Medlam, con 33 años, y su esposo Richard, de 35, creen ser los abuelos más jóvenes de Reino Unido y hoy se manifiestan completamente encantados con ello. De hecho, cuando Charmaine, la hija de Medlam, a la que tuvo con 17 años, les comunicó que estaba embarazada con solo 16, decidieron firmemente que la apoyarían y la ayudarían a mantenerla.

En el condado inglés de Yorkshire la gente se muestra sorprendida al ver a dos abuelos tan jóvenes. De hecho, han contado en declaraciones recogidas por distintos medios británicos, como Daily Mail, que la mayoría piensa que la pequeña Isla May es hija de ellos.

“La mayoría de la gente al principio no nos cree. Pero obviamente resulta entendible que la gente piense de esa manera porque apenas superamos los treinta años”, afirma la jovial abuela.

“Le dije que es su cuerpo y su decisión y que la apoyaría de cualquier manera”.

Cuando Charmaine les dijo por primera vez a sus padres que estaba embarazada, Jenni, que por entonces tenía 33, admite que estaban “realmente conmocionados”. Aparte de Charmaine, también es madre de otras dos hijas: Chelsey, de 13 años, y Scarlett, de 10.

“Sabía exactamente cómo se sentiría Charmaine al tener que decirle a su madre que estaba embarazada”, relata. Por eso, se puso en su lugar, ya que lo mismo le ocurrió a ella hace casi dos décadas. “Le dije que es su cuerpo y su decisión y que la apoyaría de cualquier manera”, afirma.

Hoy, Jenni asegura que su hija adolescente “es una madre increíble”, y que considera que logró que el vínculo entre Charmaine y ella sea aún más fuerte. “Incluso ahora me respeta aún más como su madre”, añade.

“Charmaine me vio desde muy pequeña ir a trabajar mientras la criaba, así que sabe que es posible hacer ambas cosas”, explica. Y señala que quiere ir a la universidad y dedicarse a la belleza. “Hay un estereotipo sobre las madres jóvenes que no creo que sea justo”, dice.