Piden al rey Felipe y a la policía que actúen después de la última foto de Victoria Federica

La sobrina del monarca vuelve a generar controversia.

Los sobrinos de Felipe VI, Froilán y Victoria Federica, no dejan de liarla parda. Cada cierto tiempo, se convierten en protagonistas de situaciones realmente polémicas, que no dejan a nadie indiferente.

La penúltima controversia, que es buena muestra de lo que decimos, sucedió con el coche de lujo que el joven Froilán conduce. El joven, que tiene 22 años y que jamás parece haber trabajado, presume de poseer un coche de lujo. Un vehículo que supera los 40.000 euros, dato que ha enfadado a la opinión pública.

No obstante, ahora la que está en el ojo del huracán ha sido ella. Victoria Federica ya se saltó las normas establecidas durante el confinamiento, y ahora ha vuelto a las andadas con otro acto cuestionable.

Las fotos de la polémica.

Concretamente, la hija de la infanta Elena ha sido pillada saltándose las medidas de seguridad impuestas debido a la pandemia. Vanitatis ha “cazado” a la sobrina de Felipe y Letizia no respetando las normas que todos tenemos que cumplir por el coronavirus.

En concreto, la han pillado a las puertas de su centro de estudios universitarios —The College for International Studies— sin la mascarilla puesta. Pero no es la única medida de seguridad que se ha saltado: Victoria Federica aparece abrazando y besando a distintos amigos.

De esta manera, queda claro que los jóvenes mantienen una gran complicidad que les lleva a intercambiar risas y gestos de cariño sin pensar en la pandemia que estamos viviendo.

En otras palabras, da la sensación de que la sobrina del Rey vuelve a hacer lo que le da la gana, y que para ella no existen las medidas de seguridad impuestas para todos.

Cabe destacar que recientemente fue pillada también saltándoselas “a la torera”, estando en la calle sin mascarilla y posteriormente acudiendo a una fiesta multitudinaria.

Como no podía ser de otra manera, la situación ha generado muchas críticas en Internet. Algunos incluso han llegado a pedir al monarca y a la policía que actúen, como si se tratara de una ciudadana de a pie. “Una niñata malcriada con el futuro resuelto. Se permite el lujo de ir como le da la gana porque sabe que, pase lo que pase, su apellido la ampara, de momento”, dijo un comentarista. “Como dice el gran José Mota, ‘Aquí no pasa nada'”, dijo otro.

Habrá que esperar para ver si hay alguna reacción desde la Familia Real ante la actitud de la joven.