Pensaba que era agua. Una trágica confusión le cuesta la vida a un niño de tres años en Navarra

El suceso se produjo hacia las 14:00 horas del jueves

Semana convulsa en la que ya han perdido la vida dos niños por sendos accidentes. Ayer, un niño navarro falleció por una trágica confusión, al ingerir por error un líquido que le produjo la muerte cuando pensaba que era agua.

Un niño de tres años falleció este jueves en Corella (Navarra) tras beber agua oxigenada de una botella, han informado a EFE fuentes de la policía municipal de la localidad navarra.

El suceso se produjo hacia las 14:00 horas de este jueves cuando el niño, por una confusión, ha bebido en el domicilio familiar de una botella que contenía agua oxigenada en lugar de agua normal.

Hasta el lugar se ha desplazado un equipo médico del centro de salud de Corella y una ambulancia medicalizada, que han realizado maniobras de reanimación al menor, pero no han podido evitar su fallecimiento hacia las 14.15 horas.

Otra niña falleció el pasado lunes por otro fatídico accidente

Una niña de cuatro años falleció este pasado lunes al caerle y golpearle en la cabeza una pieza de hierro, probablemente de una sombrilla, en una finca particular en Bembrive, en el municipio de Vigo.

La pequeña estaba jugando junto a otros niños sobre un montón de arena, porque la vivienda estaba en obras, próxima a la pared en la que había una estructura muy vertical y con vigas macizas, que fue la que le cayó repentinamente encima a la menor.

Tras resultar herida por el fuerte golpe, un testigo llamó urgentemente al 112 Galicia y los sanitarios acudieron al lugar aunque no pudieron hacer ya nada por salvarle la vida.