“No te lo voy a perdonar nunca”: Paz Padilla estalla contra el paparazzi que publicó la foto de la lápida de su marido

“No te lo voy a perdonar nunca y no voy a dar el nombre para no darte la oportunidad”.

Los últimos meses de Paz Padilla han sido, sin duda, complicados. Han estado marcados por la pérdida de su marido, su madre y su suegra con muy poco tiempo de diferencia. La televisiva ha encontrado algo de felicidad al volver al trabajo que más alegrías le ha dado en los últimos años, su faceta como colaboradora en diversos programas de Telecinco.

Sin embargo, en ocasiones el programa trata temas que pueden ser demasiado duros para la gaditana. Es lo que ocurrió en Sálvame cuando debatían sobre el derecho a la intimidad de los famosos. El enfado de Paz Padilla terminó haciéndole perder las formas, pero todos la entendieron después de compartir con todos el motivo por el cual era un tema tan personal para ella.

En Sálvame debatían sobre los paparazzis y los límites a las fotos robadas o pactadas con ellos, cuando Paz Padilla perdió la paciencia y, mirando a cámara, lanzó un mensaje muy claro a quien publicó la foto de la lápida de su marido cuando aún ni estaba puesta. “Sacaron en una revista las fotos de la lápida de Antonio ¡Hay que ser ruin! Porque tú también vas a morir, te van a enterrar o a incinerar”, afirmó la presentadora, advirtiendo: “No te lo voy a perdonar nunca y no voy a dar el nombre para no darte la oportunidad”.

“Es horrible”, se quejó la presentadora, añadiendo que lo único que le desea en su vida es que tenga amor: “El karma, cariño. Te deseo amor porque tienes que estar muy solo, no tendrás a nadie que te quiera, ojalá te quiera yo algún día”, dijo.

Y es que le pareció “inhumano” y “doloroso”: “El que había detrás era mi marido, el hombre que yo he amado en mi vida”. Por eso no entiende que publicaran esa foto a cambio de dinero: “Si hubieras sentido un poco de amor, no me haces esto, me tiré tres días llorando”, confesó.

“¡Me parece horrible!”

El enfado de Paz empezó antes, en el debate sobre la presencia de los paparazzis en la playa. Aunque entiende su trabajo, no comprende ciertos comportamientos.

Puso otro ejemplo descorazonador: este año, un fotógrafo se acercó a la presentadora para pedirle que se quitara la ropa. “¡Me parece horrible ¿Tú te crees que me puedes pedir que me quite la ropa? ¿Esto qué es? ¡Es una falta de respeto hacia mí como mujer y mi libertad”, dijo.