Parece El Mundo Today, pero no: despedido por expulsar a dos compañeros de un grupo privado de WhatsApp

En los últimos tiempos nos hemos enganchado a descubrir el contenido de algunas conversaciones de WhatsApp bastante… delicadas, por decirlo de alguna manera. Por ejemplo, no se nos olvida el que fue el fail de 2016: el del que compartió por error unos comprometedores vídeos en el grupo de WhatsApp de la familia de su novia.

Pero el caso de Jaime González supera nuestras peores expectativas: él tiene claro que le han despedido por expulsar a dos compañeros de trabajo de un grupo de WhatsApp… de carácter privado. Y es que una cosa es que nos encante cotillear conversaciones ajenas, y otra que obliguemos a la gente a que directamente nos inviten a las suyas, ¿no?

Fue en el pasado mes de agosto cuando la compañía Madrileña Red de Gas despidió a González, y en la carta de despido comentaban que “si de las relaciones personales de amistad o enemistad entre sus trabajadores o trabajadoras se derivan actos de desprecio, desconsideración, humillación o maltrato físico o psicológico contra alguno de ellos, la empresa viene obligada a intervenir para prevenir y en su caso corregir episodios de acoso laboral“.

En la carta de despido se indicaba que se ha acreditado cómo ha expulsado usted del citado grupo” de WhatsApp a otro trabajador. Se incluye como cargo haber “expulsado del grupo de WhatsApp a otro trabajador tras reconocer que lo hizo porque “tienen maneras distintas de pensar”.

En breve tendrá lugar la vista en los juzgados de lo social de Madrid, ya que el despedido denunció a la empresa por considerar injustificado su cese y solicita reincorporarse a su trabajo.

Por lo visto, el grupo de WhatsApp de la discordia fue creado por sus compañeros para organizar su despedida de soltero, y finalmente el propio González terminó siendo el administrador del mismo.

El hombre despedido afirma que la verdadera razón del despido es que le acusan de ser el autor de una pintada que rezaba “esquirol” en la taquilla de uno de los trabajadoresprecisamente uno de los que fue expulsado de dicho grupo de WhatsApp.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, si queréis entender los grupos de WhatsApp de tíos, aquí la propia experiencia de un chico.