web analytics

Paolo Vasile pierde la paciencia y señala a dos de las caras más queridas de Telecinco para echarlos

Continúan los cambios radicales en Telecinco.

Sálvame es un programa de televisión español producido por La Fábrica de la Tele y emitido en Telecinco nada más y nada menos que desde 2009. En los últimos años se había convertido en uno de los programas que marcaba tendencia en la pequeña pantalla. Sin embargo, en la actualidad está en horas bajas, y la dura competencia de otros formatos como Pasapalabra en Antena 3 está consiguiendo que sufran con la ausencia de espectadores.

Sálvame es sin duda un programa controvertido, al que se ha calificado en muchas ocasiones como “telebasura”. Por poner un ejemplo, el magacín se ha convertido a lo largo de los años en el espacio televisivo que más quejas acumula por no cumplir el Código de Autorregulación de Contenidos Televisivos e Infancia. Más de la mitad de las protestas que tiene Telecinco son debidas a este programa.

Los programas de Telecinco arrastran un grave problema: la retroalimentación de la cadena, en la que los contenidos de Sálvame son los contenidos de los realities, y viceversa, explica que mientras siga la caída de audiencia de éste y de los realities será difícil recuperar la del resto. Pero no es el único problema al que se enfrenta la cadena.

Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset, tiene la necesidad de cambiar la tendencia, y ha empujado muchos cambios tanto en el formato como en la plantilla del programa. Hay un motivo fundamental: estas modificaciones también son producto de una decisión editorial para “blanquear” los contenidos del programa.

Por ese motivo, es probable que no esté demasiado contento con lo sucedido en directo en Sálvame, ante el estupor de la audiencia.

María Patiño abandonó su puesto en Sálvame.

Sálvame volvió a desmontar a Rosa Benito por sus ataques Rocío Carrasco y todo lo que vivió con la familia Mohedano. El programa de Telecinco tiró de hemeroteca, y demostró todas las veces que la cuñada de Rocío Jurado cambió de discurso y cambió de versión sobre un mismo hecho.

Pero ese vídeo, además, provocó un tenso debate en plató que desencadenó en el abandono de María Patiño. Todo comenzó cuando Antonio Montero intentó defender a Rosa Benito, Jorge Javier Vázquez le paró los pies. “Antonio, fíjate si pensamos distinto. Estoy convencido de que este programa te hace un vídeo y no te pillan tantísimas contradicciones durante tu carrera”, le reprochó el presentador.

Ante estas palabras, Antonio Montero reaccionó: “Espero que no. Sabes lo que pasa, que yo siempre, siempre, digo la verdad, porque así nunca me equivoco”. Estas palabras no hicieron gracia a María Patiño, que se levantó de su sitio y se marchó del plató mientras se le oía decir un “madre mía”.

Cuando Jorge Javier le preguntó, la conductora de Socialité se excusó: “Voy a beber agua, voy a beber agua porque es muy temprano”. “¿Qué ha pasado?”, le preguntó Jorge Javier pero ella no dijo nada.

Finalmente, una nerviosa María Patiño cogió una botella de agua y se la bebía entera. “Pues sí que tenías sed, qué barbaridad”, dijo el presentador. “¿Tú crees que a Antonio Montero se le puede hacer un vídeo como a Rosa Benito?”, le preguntó Jorge Javier.

La colaboradora espetó: “Antonio Montero… él tiene un sistema y es llevar la contra y tocar las narices. Los sentimientos varían, los hechos no. Entonces que sea él claro”. Y extendió su queja a todo el equipo: “En el programa de hoy no hay nadie que sea claro, incluido Antonio Montero”.

Bronca a costa de Tamara Falcó.

Pero no es la única bronca que han tenido Jorge Javier y Patiño en la última semana. Días antes, hablando sobre su expareja, Tamara Falcó lanzó un mensaje sobre las relaciones en la actualidad: “Ahora estamos viviendo un momento muy complicado para la humanidad, hay tantos tipos distintos de sexualidades, hay tantos sitios distintos donde puedes ejercer el mal. Creo que en otras generaciones no era tan evidente”, dijo.

El mensaje fue muy criticado, y Jorge Javier no quiso quedarse sin dar su opinión. El catalán acusó a Tamara de que “a pesar de ser tan cristiana, no aplica los dogmas”. En ese momento, Patiño aseguró que “cada uno vive la fe como le apetece”, algo con lo que el presentador no estuvo de acuerdo.

Paolo Vasile se puede ver obligado a despedir a Jorge Javier.

En ese momento, Patiño empezó a gritar contando su historia: “Yo he ido a un colegio católico y nos han educado para respetar a la gente. La iglesia que defiende Falcó es extremista”, dijo. Tras eso, se inició una discusión entre ambos que no tuvo fin.

La situación y la tensión es tal que Vasile está tomando medidas drásticas. Los cambios en la programación son continuos, y a lo largo de la temporada pretende hacer una “reestructuración radical” de la parrilla de Telecinco, según fuentes de la cadena.

Se rumorea que el consejero delegado de Mediaset tiene en el punto de mira a Jorge Javier por salidas de tono como la del otro día. A pesar de que siguen confiando en él para las tardes de Telecinco, actualmente no está rindiendo como el italiano esperaba de él. Y es que el catalán ya no disfruta de la inmunidad que le otorgaba Vasile cuando el programa iba viento en popa.