Paolo Vasile no le dejará pasar ni otra a María Patiño después de lo sucedido en Sálvame

Cambios drásticos en Telecinco.

En los últimos tiempos, Telecinco ha perdido su posición como la cadena más vista, y los programas relacionados con el mundo de la prensa rosa, que en el pasado eran el buque insignia de la cadena, está en horas bajas en lo que a audiencia se refiere. Entre otras cosas, le ha afectado la dura competencia de otros formatos como Pasapalabra en Antena 3, que están consiguiendo que sufran con la ausencia de espectadores.

Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset, tiene la necesidad de cambiar la tendencia, y ha empujado muchos cambios tanto en el formato como en la plantilla del programa. Hay un motivo fundamental: estas modificaciones también son producto de una decisión editorial para “blanquear” los contenidos del programa y así favorecer la OPA que lanzó recientemente Mediaset Italia para hacerse con la totalidad de Mediaset España.

La compra de la empresa española por parte de Silvio Berlusconi tendrá que pasar al menos dos autorizaciones gubernamentales que vendrían aparejadas con una serie de compromisos, y entre ellos está que la parrilla tenga menos conflictos y sea algo más “blanca”. Por eso, Vasile estaría desbordado por las continuas polémicas que afectan a los programas del corazón de la cadena. Además, los datos del mes de mayo fueron clave para entender la revolución que está pasando Telecinco.

Hay que decir que Antena 3 llevaba sin ganar mayo desde hace 28 años: desde 1994, cuando la cadena triunfó por encima del resto después de marcar un espectacular 27,8%, no lo había liderado. La llegada de Supervivientes 2022 a la parrilla de Telecinco a finales de abril se consideraba clave para la cadena de Mediaset España, ya que se consideraba que el reality de supervivencia podía ayudarles a arrebatar el liderazgo mensual a Antena 3.

Sin embargo, la realidad es que la de Atresmedia volvió a ganar mayo, demostrando la fortaleza de su parrilla. Antena 3 cerró mayo con un 13,6% de cuota de pantalla, el mismo dato que el mes anterior y enlazando ya siete meses de victorias. Era la primera vez que la cadena lideraba frente a Telecinco en un mes con Supervivientes en su parrilla.

Primeros despidos sonados.

Por todo ello, se tomó la decisión de cancelar el programa Viva la vida, presentado por Emma García. En una noticia que pilló a todos los espectadores por sorpresa, Mediaset decidió interrumpir la emisión del espacio que lleva en antena más de cinco años, incluyendo los veranos. Por el momento continuará emitiéndose durante el mes de junio y casi todo el mes de julio, siendo el último programa el que está programado para el domingo 24 de julio.

Por lo visto, el contrato de la productora del espacio, Cuarzo Producciones, con Mediaset ha terminado. Además, el director de Viva la vida es Raúl Prieto, que anteriormente dirigió Sálvame en La fábrica de la tele. Es una de las personas que se sentará en el banquillo el próximo 13 de junio, por la Operación Deluxe, la presunta trama de espionaje ilegal a famosos.

Una de las posibilidades que se contemplan es que el programa se retome después pero con otra productora, algo que sucedió con El programa de Ana Rosa y En el punto de mira, que eran de Cuarzo Producciones y pasaron a ser de Unicorn Content. Por el momento se desconoce qué programa que le sustituirá.

emma garcía

Según fuentes de la cadena, Paolo Vasile habría dado instrucciones para reestructurar toda la parrilla de cara a septiembre porque, “este modelo ha dejado de ser rentable” y “la audiencia se resquebraja”. También han indicado que es posible que a Emma García le asignen otro programa que aún estaría por determinar. Sin embargo, también es posible que sea la despedida de la vasca de la cadena.

Jorge Javier en el punto de mira.

Con este panorama, a muchos les sorprendió lo que sucedió hace unos días en Sálvame. Fue una tarde de locura en el nuevo Sálvame Sandía que está intentando recuperar audiencia y parece que a cualquier coste.

Rafa Mora mantuvo un tira y afloja con Carlos Lozano relacionado con los “atributos” del extronista. La situación terminó por desmadrarse y al final la escena ha sido Rafa Mora enseñándole dichos “atributos” en los baños a una interesadísima Carmen Borrego que quería comparar tamaños.

“Al final ver a dos tíos que hacéis referencia a los músculos y ver quién la tiene más grande”, abrió la veda María Patiño intentando poner paz entre ambos pero provocando la reacción contraria. Lejos de tranquilizarse el tema, Lozano cargó de nuevo: “Lo del p**e era porque tú en la Sálvame Snow Week que yo presentaba lo dijiste”. Esta declaración chocó con la negativa de Mora y la intervención de Gema López (“Mostráis una inseguridad varonil los dos”) que prometía que todo acabaría yéndose de las manos.

La pausa de la publicidad no hizo nada por mejorar la situación porque la aparición de Carmen Borrego echó más leña al fuego. La periodista aseguró tener información que apuntaba a que los “atributos” de Mora no eran muy grandes y paseó el mensaje a sus compañeros colaboradores. Ese fue el detonante para Rafa Mora, enfadado, picara el anzuelo de la hija de María Teresa Campos: ”Si quieres te reto a una cosa: nos vamos fuera y me la enseñas”.

EL programa llegó al límite del ridículo cuando todos los colaboradores de Sálvame se apiñaron en el baño del plató donde el colaborador valenciano enseñó su miembro a Borrego que de vuelta al plató aseguró que ahora, “quiero ver la de Carlos Lozano a ver quién la tiene más grande”. Rafael Mora siguió dando explicaciones: “No me molesta que digas calvo porque no lo soy ni que la tengo pequeña porque no la tengo. Que me digas que estoy un poco gordo en este caso tienes razón. Yo nunca he alardeado de tenerla gigante, pero la tengo muy por encima de la media”.

Nada de eso cambió la idea de Carmen Borrego que no se quedó tranquilo hasta ridiculizar al colaborador, afirmando que consideraba que era “bastante normalita” y que “por encima de la media tampoco”.

A muchos espectadores no le ha gustado el suceso y llegaron a pedir el despido de Rafa Mora e incluso el apagón de Sálvame. Algo que llega en el peor momento posible: Vasile tiene en el punto de mira a gran parte de los colaboradores de Sálvame, a pesar de que por ahora resiste en antena, y cualquiera podría salir perjudicado, incluso el antaño elenco de Sálvame.