Pablo Ráez nos trae malas noticias sobre su recuperación

La historia de Pablo Ráez, el joven marbellí de 20 años que padece leucemia, se volvió viral a lo largo del año pasado después de haber estado publicando día a día su estado desde el hospital Carlos Haya de Málaga, en el que se encontraba hospitalizado.

Una foto publicada por Pablo Ráez. (@srraez) el

A Pablo se le diagnosticó leucemia a los 18 años, pero después de varias sesiones de quimioterapia y un trasplante de médula estuvo limpio durante once meses… Pasado este tiempo, le volvieron a detectar leucemia. El trasplante de médula por parte de su padre había fallado y tendría que volver a empezar, con el problema adicional de no contar con un donante de médula compatible.

El aquel momento hizo un llamamiento a través de sus publicaciones en las diferentes redes sociales, para que la gente donara médula. Sus publicaciones se convirtieron rápidamente en virales, y dieron comienzo al hashtag #RetoUnMillón con el objetivo de concienciar a las personas y alcanzar el millón de donaciones.

En parte gracias a la difusión que tuvo su caso, los transplantes en Andalucía han pasado de 300 donaciones mensuales a alcanzar las 2.000, un crecimiento del 1.000%.

“Estoy muy orgulloso. Ha habido campañas estatales que han tenido menos repercusión. La gente ha decidido acompañarme y seguirme, y se lo agradezco a todos.”

Pero la vida sigue empeñada en ponérselo difícil al joven, y esta semana ha sufrido una recaída. Así lo confesaba él en su Instagram.

Una foto publicada por Pablo Ráez. (@srraez) el

“Admito que es un momento duro, dan ganas de tirar la toalla , de dejar de sufrir, de descansar de una vez… pero no me rindo, sigo y seguiré luchando, día tras día hasta que llegue mi día, sea mañana o en 70 años.

Disfrutemos cada día que es único, de verdad , empiezo a valorar las cosas de una manera increíble y de verdad que la vida sabe mejor así.

Amad todo lo que forme parte de la vida, disfrutad de todo lo que forme parte de la vida , no os arrepentiréis.

Seguimos en el camino y cargado de fuerza!

Animo a todas las personas que estéis en una dura batalla, animo a todas las familias que estés pasando una dura batalla, ánimo a los que hayáis perdido a un ser querido, todo pasará y todo llegará.

La muerte forma parte de la vida por lo que no hay que temerla sino amarla.”

Continúa con su lucha y está a punto de recibir la medalla de oro de la ciudad de Marbella, además de una calle y una plaza con su nombre. Todo es poco para reconocer la gran labor que está realizando Pablo

Desde aquí enviamos muchos ánimos al joven y a su familia.