web analytics

Ovación a un bar de Valencia por la decisión que ha tomado con el Mundial

“Los principios de una persona deben estar por encima del dinero”.

Como sabréis, el Mundial de Qatar comenzó el pasado domingo. Lo hizo rodeado de la polémica que ha acompañado al evento a lo largo de los últimos meses, ya que en este caso la novedad no está puesta solamente en lo que ocurre sobre el terreno de juego.

Foto de Fauzan Saari en Unsplash

La violación de los derechos del colectivo LGTBI, la situación de la mujer en el país, o las polémicas declaraciones de los responsables, han hecho que muchas personas hayan tomado la decisión de boicotear el evento. Así, son muchos los que han decidido no seguir los partidos por principios, incluso los de la selección española.

Una cafetería de Valencia, llamada Lar Botánico, se ha hecho conocida en los últimos días. El local antepone los derechos humanos al público, y por lo tanto el dinero, que puedan ganar con el Mundial. Por ese motivo, no puso el partido debut de España contra Costa Rica.

Tampoco ha puesto ninguno de los disputados hasta la fecha, ni los que están por llegar hasta que el Mundial finalice termine el próximo 18 de diciembre. Según ha contado, César Soler, el gerente del local, planteó la idea a su hermano y su tío, los otros responsables del bar, hace un mes y medio.

“En Qatar no se respetan los derechos humanos ni las libertadas fundamentales, está coartada la libertad de la mujer, etc. Tampoco se ve ambiente de Mundial, se está jugando en diciembre parando las ligas… Fue un cúmulo de cosas que me hacían defender esta postura”, contó Soler. Una decisión que fue apoyada por su familiares y socios.

Además, comunicaron su decisión en una pizarra para que todos los clientes conocieran su medida. “Debido a que no aprobamos la celebración de un mundial de fútbol en un país en el cual no se respetan las libertades fundamentales, no retransmitiremos ningún partido, incluidos los de la selección española. Lamentamos las molestias, pero nuestra moral no nos lo permite”, es el texto de en la pizarra.

El mensaje llegó a Twitter gracias a un usuario, que lo hizo viral. Soler comentó que la mayoría de la gente les apoya en su decisión. “Algunos están a favor y otros en contra, pero casi todos entienden que no los pongan por principios”, dijo.

Están seguros de que no van a perder clientela por esta decisión: “Tú no pierdes a la clientela por un partido de fútbol. Llevamos 49 años abiertos y es una estupidez eso de que la vayamos a perder ahora”, explicó. La consecuencia más directa es que no tendrán los beneficios extra que les puede generar el Mundial.

En otras citas similares, esta cantidad ha podido rondar los 3.000 euros. “Los principios de una persona deben estar por encima del dinero”, dijo el responsable del local. Una decisión, por lo tanto, que les priva de unos ingresos económicos mayores, pero que le ha servido para ganarse el respeto de muchos clientes.