Otra famosa que vuelve al trabajo antes de finalizar la baja maternal… y la lía parda

Hagan lo que hagan, hay celebridades que estarán siempre expuestas a las críticas… y todavía más cuando hay niños de por medio. Durante los últimos días, las redes la han tomado con Sara Carbonero o Anne Igartiburu por volver al trabajo antes de terminar los cuatro meses de la baja maternal. Carbonero ha querido reducir su baja por maternidad y volver al trabajo antes de los cuatro meses, con su nuevo programa Quiero Ser que… bueno, mejor lo leéis aquí.

La vuelta al trabajo no tiene que significar “abandono” de los hijos, y cada mujer debería tener el derecho a decidir libremente cómo criar a su hijo. ¿Verdad? Bueno, parece que no es tan sencillo

Anne Igartiburu ha vuelto a su trabajo en televisión sólo un mes y medio después de haber dado a luz a su hijo Nicolás, y las redes sociales la han tomado por ella por no respetar las 16 semanas de baja por maternidad que le corresponden. Estas son algunas de las cosas que se han podido leer por ahí:

“Me parece fatal, la baja por maternidad es un derecho, las mujeres con poder como ella deberían dar ejemplo.”

“La baja por maternidad debe ser respetada para disfrutar del vínculo con tu hijo.”

“Hacer estas cosas pone en cuestión la protección de la maternidad.”

igartiburu-goya2

El caso es que, según informa El Mundo, Anne no tiene firmado contrato de continuidad con TVE, por lo que sólo cobra por cada programa que conduce —unos 1.300 euros por jornada. Resumiendo: si la presentadora no trabaja, no cobra.

A pesar de esta razón de peso para volver a su actividad lo antes posible, muchos usuarios de las redes sociales no entienden que no respete un derecho que tanto trabajo costó conseguir, y hablan del flaco favor que les hace a las madres con menos recursos económicos. Esto es lo que comenta una madre:

“Claro, la pobre vuelve porque no llega a fin de mes… En qué lugar deja a las madres que aprovechamos completa la baja, que es corta de todas formas. Será que nosotras no somos materialistas, nos da igual renunciar a nuestros 50 euros diarios, si llega, ni tenemos un ejército que atienda nuestros hijos, ni nos da la gana de retroceder en derechos, nos sintamos físicamente bien o mal.”

anne5--t

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, que recientemente hubo cachondeo con el “paranormal” y repentino acento de Anne Igartiburu.