¿Os acordáis de Quique Ramos, de ‘Gran Hermano’? Pues ha reaparecido cuestionando la enfermedad de la hermana de Suso, y todos se le han echado encima

Quique, médico de 21 años y gran experto en el reality —su sueño era participar en el programa, al que llevaba enganchado desde que vió la primera edición con 14 años—, fue el cuarto expulsado de Gran Hermano 16, perdiendo el duelo de las nominaciones ante Suso, el “chulo” de aquella edición.

Después de salir de la casa, no se puede decir que Quique y Suso hayan mantenido una relación de amistad… más bien todo lo contrario. Una enemistad que ha perdurado a través de mensajes en las redes sociales, pero que con las últimas declaraciones que ha hecho Quique sobre la enfermedad de Yara, la hermana de Suso, parece que se les ha ido un poco de las manos.

Como recordaréis, hace aproximadamente un mes se supo que Yara se encontraba en estado de muerte cerebral después de un accidente a consecuencia de la diabetes. El ex concursante de Gran Hermano, destrozado, se apartó durante algún tiempo de los focos de televisión y de las redes sociales para volcarse enteramente a su hermana y su familia.

Sin embargo, tras varias semanas de sufrimiento, hace unos días llegaban buenas noticias para la familia: Yara salía del coma, y como es de esperar Suso no cabía en sí de la alegría. Así lo contó en una conexión con Sálvame:

“Se despertó el sábado por la mañana. Estaba mi madre y fue muy poquito a poco, no de repente. Los daños que decían que tenía se ve que no son tan graves.”

Además, aseguraba en las redes que “vuelve la bestia. Me habían quitado la vida pero ya me la han devuelto“.

Pues bien, Quique, médico de profesión, ha asegurado en las redes sociales que la muerte cerebral es irreversible… dejando caer la duda de que a lo mejor había “intereses ocultos. Estos eran algunos de sus comentarios en Twitter, ahora borrados:

“Como sanitario puedo decir que la muerte cerebral es irreversible, la propia palabra lo dice, muerte: cese de toda actividad/función viva.”

“Igual se equivocó al manifestar la situación.Vaya por delante q me alegro mucho y de corazón.Pero si hay intereses oculto, no tiene gracia.”

“Me cuesta creer que un sanitario se equivoque en ese tipo de diagnóstico, igual tu ídolo nos mintió.”

El revuelo ha sido tal que el propio Quique ha tenido que rectificar sus palabras y pedir perdón a Suso a través de su cuenta de Twitter:

Aunque no ha faltado quien defienda sus palabras:

En defensa de Quique, hay que decir que inicialmente su mensaje fue de alegría por la recuperación de Yara:

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, que no es la primera polémica de Quique en las redes sociales: este fue el polémico trolleo de Ismael Beiró a Quique cuando fue ingresado tras sufrir un accidente de tráfico.