Olga Moreno ya ha visto la docuserie de Rocío Carrasco: “Me dieron ganas de estrujarle la cabeza”

Olga Moreno no quedó en buen lugar, así que ahora le toca responder.

Olga Moreno, reciente ganadora de Supervivientes, responderá a todo y a todos en una programa especial llamado Ahora, Olga. Mucho se ha hablado de la mujer de Antonio David Flores en los últimos meses, y ahora se le dará la oportunidad de defenderse y aclarar todo.

Lógicamente, el programa es sobre todo una respuesta a la polémica docuserie de Rocío Carrasco. La malagueña ha estado aislada en Supervivientes durante los últimos tres meses, mientras Rociíto hablaba sobre ella en la docuserie, y su nombre —y el de sus familiares— estaba en boca de todo el mundo en la prensa rosa.

Rocío Carrasco, tirando de ironía, definió a Olga Moreno como “madre coraje”, e incluso la acusó de ser una “provocadora” y “sinvergüenza”. “Lleva 20 años sobreviviendo de mi sufrimiento, sin importarle nada. Superviviente nata”, aseguró. Además, la hija de “la más grande” consideró que “le ha venido bien ser la madre coraje, porque le ha reportado un beneficio económico”, según afirmó en la docuserie.

Ahora, Olga Moreno tiene la oportunidad de defenderse de estos ataques, y para ello lleva desde que ha salido de Supervivientes poniéndose al día.

Olga Moreno tuvo que soportar las críticas de Rocío.

Por ejemplo, la ganadora de Supervivientes aseguró que mientras acompañaba a David Flores, Rocío Carrasco le negó el saludo. La protagonista lo negó por completo, y explicó que estuvo a punto de llegar a las manos con Moreno de no ser por un abogado que les separó. Según la hija de Rocío Jurado, el comportamiento de la malagueña fue de provocación, ya que se pasó todo el rato acariciando a David, con ánimo de desafiarla.

Olga Moreno va a poder ofrecer su versión del suceso. Lo cierto es que, al margen de lo que pueda decir Rocío, la relación con David Flores es estupenda. Lo confirmaron las imágenes del pasado viernes, cuando tras proclamarse ganadora el joven salió a abrazarla para felicitarla.

En cualquier caso, Carrasco sostuvo que le han transmitido información “envenenada” al chico. Por ejemplo, recordó un episodio que ocurrió cuando David estuvo ingresado en el hospital, y nadie se lo notificó. Cuando se presentó en el centro, escuchó en boca de su hijo unas palabras sospechosas. “¿Ves Olga como mi madre sí venía? Que me habíais dicho todos que mi madre no iba a venir”, dijo en la habitación del hospital.

En uno de los capítulos de su serie, Rociíto confesó que en ese momento “se me saltaron las lágrimas”. Fruto de la impotencia, reconoció que le “dieron ganas de estrujarle la cabeza a alguien”. También se mostró muy molesta por la manera en la que regresaban los niños cada vez que estaban con Olga Moreno y Antonio David.

Les acusó de ser poco higiénicos. “Me he pasado seis años de mi vida a cazar piojos”, contó. Además, tampoco encontró normales los comportamientos de Rocío Flores. Según su versión, pidió ayuda a su exmarido y a la malagueña, pero estos se lo tomaron a broma.

Después de muchos años a la sombra de su pareja, Antonio David Flores, Olga Moreno se enfrenta al desafío de ponerse en el primer plano. De momento, este miércoles concederá una larga entrevista en Telecinco que promete dar mucho de qué hablar.