No todo va tan bien: las desternillantes críticas que ha recibido el restaurante de David Muñoz en Londres

Cristina Pedroche se ha convertido en una de esas celebridades de las que se mira con lupa todo lo que hace, o dice… o viste; sin ir más lejos, hace unos días la liaba parda al aparecer en su Instagram con unos “vaqueros con ventanas” que nadie entendió. Pero su marido, David Muñoz, no se queda atrás.

El chef madrileño ya fue muy criticado por el lenguaje malsonante utilizado en El Xef, el docurreality de Cuatro. Algunas de las perlas que suelta Muñoz ya han pasado a la historia de Internet, como “el puto pollo es la polla“, pero a mucha gente le parece que su rollo macarra está pasado de moda… o que directamente sobra. Pero es que además, está siendo muy comentada la crítica tan negativa que ha recibido su restaurante en Londres.

Y es que parece que hay una señora muy malvada en Londres que se ha empeñado en que el cuento de hadas del “xef” y la colaboradora de Zapeando sea un poco menos mágico

Se trata nada más y nada menos que Fay Maschler, que escribe crítica culinaria en el Evening Standard —uno de los más leídos de Inglaterra—, y que le ha dedicado a StreetXO una columna demoledora en la que habla muy mal sobre precio, ambiente y comida del local. Vamos, que le pone fino.

Maschler sirve el primer plato al hablar sobre la decoración del local y los uniformes de los camareros:

“La decoración excéntrica del restaurante y el bullicio no deja lugar a la conversación y se complementa con el uniforme de los camareros, que parecen camisas de fuerza, algo ofensivo y hasta cuestionable legalmente.”

Pasamos al segundo plato. Aquí Maschler se ceba con la carta, a la que directamente la llama provinciana:

“La supuesta innovación del chef es provinciana y desfasada. Muñoz menosprecia los grandes avances que se han hecho en la gastronomía.”

Esto es un claro tocado y hundido.

Y de postre, la cuenta, de la que dice que es muy cara, pero que en el local hay tanto ruido que es imposible discutirla:

“La cuenta es probablemente el doble de lo que debería ser, pero el ruido hace imposible discutirla.”

Parece que la mujer se ha quedado a gusto

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Casado y gordito: estas son las fotos “prohibidas” de cuando David Muñoz todavía no era “el xef” ni estaba con Pedroche