“No queda mucho para que la pillen ‘meando entre dos coches'” Preocupación de Letizia Ortiz con un miembro de su familia

Se sabe que la reina Letizia es una persona muy estricta con la educación y el protocolo de todos los miembros de la Casa Real. Oviamente está especialmente encima de los más jóvenes que son precisamente los que están más expuestos al foco mediático. Pero la actuación de alguno de ellos en los últimos tiempos se está convirtiendo en un auténtico quebradero de cabeza.

Mientras su hija y heredera del trono se encuentra en un discutido internado de Gales, su sobrina Victoria Federica parece estar viviendo la vida y a sus 21 años no deja de llenar portadas por su actitud, llegando a eclipsar a su hermano Froilán.

La joven está estudiando Administración y Dirección de Empresas en una universidad privada y es una asidua de la noche madrileña, su novio es DJ y vive como cualquier otra chica de su edad, aunque para su tía no lo sea y crea que debe mantener la compostura.

Convertida en una auténtica influencer se abrió un perfil de Instagram y muestra todos los eventos públicos a los que asiste como una verdadera estrella. Su vida ha dado un giro radical y los medios están encantados con la cantidad de contenidos que está proporcionando. Esta misma semana se la pudo ver en un evento de la marca GHD y mantuvo la discreción habitual de la joven a la hora de hablar ante las cámaras de los medios de comunicación.

Pero la noche avanzó y los tacones que eligió para la ocasión le empezaban a incomodar después de haber pasado varias horas encima de ellos. Tras una noche maravillosa al lado de sus amigos. Europa Press Reportajes consiguió unas imágenes tras el de como terminó la velada, sin demasiados complejos y perdiendo las formas, la sobrina de los reyes salió del local, visiblemente contenta y ¡hasta se quitó los tacones! algún usuario comentó en redes sociales que no falta mucho para que la fotografíen “meando entre dos coches”.

Estas imágenes no habrían sentado demasiado bien a la Reina Letizia y habría pedido mas discreción a su sobrina y más sabiendo que va a tener una cámara detrás del cogote cada vez que salga de casa. Aunque en realidad no deja de ser el comportamiento de cualquier chica de 21 años ¿verdad?