Carlota Corredera a punto de abandonar Telecinco

“No puedo entender tu falta de honestidad”.

Carlota Corredera se ha convertido en uno de los rostros más controvertidos de Telecinco. La gallega ha defendido a capa y espada el testimonio de Rocío Carrasco contra la violencia de género.

La presentadora de Sálvame está tan concienciada, que no quiere que en su presencia se hagan comentarios desafortunados sobre un tema que considera que afecta a toda la sociedad. Su defensa incondicional a las mujeres que sufren o han sufrido violencia de género está, ahora mismo, por encima de todo.

Las declaraciones de la hija de Rocío Jurado calaron hondo en la gallega, hasta el punto de haber tenido tensas discusiones en directo que no han sido del agrado de una gran parte de la audiencia. La conductora de Sálvame no tolera lo que ha denominado “negacionismo” de la violencia machista, como ha hecho saber en una de las últimas emisiones del programa.

“No puedo entender tu falta de honestidad, que no digas abiertamente que no vas a ver la docuserie y dejes clara tu postura. Cuando desde tu productora se hace un esfuerzo descomunal de documentación y entrevistas. Sobre todo cuando has dicho que Rocío es mala madre y mala persona. Si dices algo con tanta rotundidad, por lo menos tendrías que tener la curiosidad de escuchar su verdad”, le reprochó en directo a su compañero Kiko Matamoros, que compartía su opinión sin haber visto el espacio.

La situación supera a la periodista.

La pareja de Marta López Álamo supo al instante que no tenía opción a réplica, y solo supo pedir perdón a su equipo de trabajo. “Si yo hubiera entendido que era deshonesto opinar sin haberlo visto, me lo hubiera ahorrado. Me habría evitado muchas críticas y enfrentamientos. Entendí que, en función del conocimiento que tengo de la trayectoria de los dos personajes, podía tener opinión. Si esto es así, pido perdón a Rocío Carrasco”, zanjó el padre de Diego Matamoros.

Después del enfrentamiento, llegó otro punto álgido de la semana. Carlota Corredera se enfrentó a otro de sus compañeros, después de que la hermana de Olga Moreno, que acudía como invitada, comparara la situación de su cuñado Antonio David Flores con la de Jesús Janeiro. En ese momento, Antonio Montero hizo unas declaraciones que despertaron todavía más la furia de la presentadora del espacio de Mediaset.

“A Jesulín se le ha calificado como mal padre toda la vida. Jesulín con su hija es un mal padre y Rocío con su hija es mala madre”, sentenció el colaborador televisivo. Corredera se levantó de su asiento mascarilla en mano y negando con el dedo las palabras de su compañero.

En ese momento, en conversación con el director del programa, mandó un ultimátum a la cadena: “Antonio Montero o yo”, exclamó.

“Si se queda él, me voy yo. No voy a permitir que después de todo lo que hemos contado y de todo lo que hemos explicado, que este señor se permita el lujo de llamar mala madre a Rocío Carrasco delante de mí”, zanjó. Finalmente el tertuliano decidió abandonar el plató, evitando así también hacer más sangre del asunto.

Está claro que Corredera no tolera comentarios como los de sus compañeros, y esto ha llegado a hacer suponer a muchos que su salida de Mediaset podría ser inminente.